Pages Navigation Menu

Cómo atender una clase productivamente

imagen_universidad_ala_empresa

Hace un par de meses de parte de mi trabajo me inscribieron en un importante Diplomado en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, la máxima casa de estudios en México.

La verdad de las cosas es que al principio me “espanté”, teniendo tantos compromisos laborales el hecho de invertir cuatro horas dos veces por semana me resultaba sumamente estresante, aunado a eso tenía el lanzamiento de mi segundo libro #SoyProductivo y sentía que me iba a consumir el tiempo con ese nuevo curso.

Afortunadamente cuando tienes buenas técnicas de Productividad Personal logras organizarte de tal forma que todo se acomoda y conspira a tu favor, obviamente priorizas mejor y logras que tu tiempo rinda adecuadamente gestionando las tareas más importantes y eliminando (aún más las actividades distractoras)

En fin, que la verdad de las cosas los primeros días me estaba costando mucho trabajo retomar mis buenos hábitos de estudio, hacía ya algunos años que no tomaba una clase en forma, puros seminarios o conferencias, y el formato de este diplomado es “tipo conferencia” pero sobre temas sumamente específicos.

Primero les voy a comentar mis “errores de los primeros días”, los cuales me llevaron a tener muchos problemas en mi foco de atención y después cómo lo solucioné.

El primer día me senté muy atrás y al centro del auditorio, llevaba mi iPad para “tomar notas” y nada más.

La verdad es que estuve dormitando toda la primera parte de la exposición y poco después cuando quise salir y me di cuenta que no podía me empezó a dar un ataque de ansiedad lo cual me impidió prestar nada de atención a la charla del ponente.

Además mientras estaba con el iPad me puse a eliminar algunos archivos antiguos, leer algunas cosas que no tenían nada que ver con el tema de la charla y en fin, totalmente perdido.

Me di cuenta que no podía estar así mucho tiempo más entonces recordé todas mis estrategias para ser un alumno de excelencia y para las siguientes clases realicé lo siguiente:

Me senté más adelante y en una orilla, lo cual, aunque no era propiamente para salirme a media clase me daría la posibilidad de no sentirme angustiado por estar “atrapado”, entonces la primera lección es: Elimina los factores externos que te puedan incomodar.

Llevé un cuaderno nuevo para tomar notas y aunque también llevo el iPad para consultar la normatividad aplicable la realidad es que prefiero escribir las ideas más importantes que explican los conferencistas a mano, de esta forma la segunda lección es: Evita aburrirte tomando notas a mano y haz que tu cuerpo también participe.

Otra cosa que hice fue revisar perfectamente quién sería el expositor de cada módulo y un poco de investigación de su persona y su antecedente, de esta forma ya no sería un expositor nada más, es una persona que me está enseñando algo nuevo en virtud de que es un especialista en “X” área del Derecho, la tercera lección es: Investiga quién te habla y qué podrías aprender de él.

Me di cuenta que también necesitaba estar “más despierto” por lo que para mantenerme siempre atento desde el inicio mastico una goma de mascar y estoy tomando agua constantemente, esto me permite estar mucho más enfocado sin “cansancio”, la cuarta lección es: Encuentra la manera de evitar el desgaste y mantente hidratado.

Por último empecé a involucrarme y anotar en el margen inferior de mi cuaderno las posibles preguntas y dudas que me brincaban durante la exposición, en algunos casos cuando se resuelven más adelante no pasa nada, pero si no busco la oportunidad de participar, entonces la quinta lección es: Vuélvete un participante en tu clase y no nada más un espectador.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La actualización permanente es la mejor manera de mantenerte al tanto de las innovaciones y mejores prácticas de tu área de conocimiento, aprovecha todo lo que te puedan enseñar y siempre piensa en tu mayor beneficio.

Omar Carreño

 

Puedes descargar mi nuevo libro #SoyProductivo dando clic aquí.

Publicidad #SoyProductivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También puedes adquirir mi primer libro “CAMINO AL MINIMALISMO” dando clic aquí.  

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

 

 

 

2 Comments

  1. Muy interesante Omar. Yo lo resumiría en:
    Consigue que las condiciones sean lo más perfectas posibles,
    e implícate todo lo que puedas.
    Intentaré poner en práctica tus consejos en cuanto tenga oportunidad.

    • Hola Iván,

      Mil gracias por tus palabras, la realidad de las cosas es que aunque no siempre eres “dueño” de las condiciones, bien puedes tratar de generar las mejores posibles y tú eres responsable de esto.

      Te mando un gran abrazo.

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *