Pages Navigation Menu

Coincido con Aguilar Camín

La semana pasada escuché una entrevista que le hicieron a Héctor Aguilar Camín, quien es uno de los principales exponentes de la comunicación en México, en esencia la entrevista era sobre su opinión referente al giro violento que han tomado las noticias y otros puntos por el estilo.

Algunas de sus palabras iban más o menos en el sentido de que ya es suficiente despertar y escuchar puras noticias asquerosamente amarillistas en México, ya es suficiente hablar de cuántos muertos, cuántos secuestros y otras cosas por el estilo.

Días después, el viernes de 16 de abril para ser exactos escuché que el Presidente dijo a diversos inversionistas turísticos que solo el 10% de las muertes registradas por culpa del crimen organizado han sido civiles y militares.

Efectivamente, me resultó ya un poco morbosa la situación, el que todo el tiempo se hable de cuestiones amarillistas, asaltos, violencia, muertes, me es ya totalmente estadístico, ¿Qué mal no? He llegado a insensibilizarme ante la tragedia ajena pues estoy cansado de escuchar siempre lo mismo.

¡En verdad! Del trágico caso de Paullete me di a la tarea de ignorarlo por completo, me oculté y busqué todos los medios para no enterarme, ése no me resultó indiferente, sino que me hizo sentir frustrado pues al menos dos veces por semana recibo correos de niños desaparecidos que mis contactos me hacen favor de enviarme, y de esos niños ¿Qué se sabe? ¿Cuál es la línea de la investigación? ¡Nada! ¡Sencillamente no se sabe nada! ¿Cuál es la diferencia? Los medios.

El cuarto poder como lo han denominado, aquél que puede ensalzar algo que le es útil, aquél que puede hundir lo que le perjudica. ¡Qué lástima me dan! Agradezco aquellos medios que se encargan de influir en la cultura, agradezco de aquellos otros que son objetivos y realistas con el pueblo; agradezco a las redes sociales como ya lo he expresado, así como el twitter que me dan una opinión objetiva de las cosas.

Este artículo no es una queja, es solo un análisis de cómo la contaminación mediática puede resultar desgastante. El morbo vende, ¿Lo malo es bueno para los oídos? ¿Enterarnos de las tragedias ajenas nos hacen olvidarnos de nuestro avance? Yo creo que no. No espero vivir en una burbujita y decir, esto o aquello no me importa, todo es importante, pero si quienes podrían hacer algo no lo hacen, ¿Qué podemos hacer nosotros?

Ya he posteado anteriormente que cada cabeza es un mundo, que si cada quien pone su granito de arena poco a poco iremos cambiando y haciendo mejor las cosas, sin embargo, creo que si existe un exceso de contaminación en nuestra realidad de información, aclaro no critico a los medios en sí mismos, critico la información que nos comparten día con día.

Por lo tanto, coincido con Aguilar Camín en que ya es suficiente de tantas noticias violentas y amarillistas, se hacen tantas cosas de carácter intelectual, científico y artístico en nuestro país que deberíamos estar un poco más enfocados en tomar esos temas como prioritarios pues creo que son los que en verdad nos van a dar un mensaje positivo y de verdadero crecimiento como país.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: ¿Buscamos un México sin problemas o queremos darle más problemas a México? Ya no aceptemos enseñanzas negativas de los medios de comunicación.

OC

4 Comments

  1. La semana pasada apareció en El País versión electrónica una encuesta de María de las Heras sobre la precepción de la violencia en nuestro país, que habla de cosas nada nuevas, la gente esta asustada y tiene miedo, y aunque un porcentaje importante considera que mucho de las noticias al respecto están infladas por los medios, el miedo persiste.
    Es ciero que (como dice el artículo) el reto es regresar la nota roja a la nota roja y sacarlo de las ocho columnas, sin embargo, considero no es pertinente invocar la visión positiva de las noticias, me parece francamente ridiculo que un diario tenga la nota positiva (como publimetro), los medios, son solo eso, medios.
    Lo escencial es las opiniónes o las editoriales vertidas, además existen medios para todo el público, pero eso no nos exime de que la nota roja salpique las noticas culturales. Por ejemplo, hace unas semanas apareción en la jornada la história de un actor (o productor) que está montando una obre en Cd. Juárez, cuenta sobre la sicosis que existe en ese lugar y que pareciera historia de suspenso, pero es real, la gente ahí tiene miedo, y no creo que sea por los medios, es de verdad.
    Esto me remite a pensar que dada nuestra óptica y como ejemplo uso la de Camín, creo que las personas podemos demeritar asuntos que son de vital impotancia en otras ciudades, pero que no nos impactan directamente. Porque no es comparable la violencia del DF a la de Sinaloa, es mas la de Sinaloa con la de Cd. Juárez. De tal forma que considero que la opinión de Camín no sería la misma si viviera en Juáres, Tampico o Culiacán.
    Finalmente “mi granito de arena” sería que hay que ubicar el contexto de la violencia no como un hecho digno de un rastro, sino que implica muchas cosas para la supervivencia de nuestra sociedad y nuestro estado, se esta jugando su viavilidad y la de muchas geraciones; es muy probalbe que nuestro país no se recupere de este, su gran problema, en al menos una década.
    Saludos.

    • Mi querido Carlos,

      No voy a discutir tu postura, pues siento que en parte tienes razón, sin embargo, he de decirte algo, el estar enterado (bombardeado) de la situación del país no me va a permitir ayudar a nadie, no tengo la capacidad para solucionar los problemas que no están a mi alcance, como todos en este país también tengo miedo, sin embargo, no quiero fomentarlo día con día.

      A mí me gustaría escuchar por ejemplo, más soluciones y menos noticias “¿Qué tenemos que hacer?”

      Mi granito de arena, será tratar diariamente de hacer lo correcto y no ser omiso con la sociedad en la que vivo, dar y tomar buenos ejemplos y buscar la supervivencia de mi país.

      Mil Gracias por tu opinión tan completa, me has dado un nuevo punto de vista y la necesidad de investigar el ¿qué tenemos que hacer?

      OC

  2. No podría estar más de acuerdo! Tristemente :(

    • So,

      Mil Gracias por visitar, te mando un enorme abrazo y pues efectivamente es momento de que todos podamos decir ¡Ya Basta! ¿no?

      Saludos

      OC

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>