Pages Navigation Menu

Canaliza tu energía productiva

En muchas ocasiones nos encontramos con un cúmulo de trabajo frente a nosotros y nada de ganas de hacerlo, esto puede deberse en algunas ocasiones a falta de motivación, cansancio o desinterés, sin embargo, es bien sabido que a toda acción corresponde una reacción de la misma intensidad pero en sentido contrario.

Si dejamos de hacer algunas cosas que tenemos pendientes la consecuencia lógica será la saturación posterior del trabajo y el irremediable estrés por tener que entregarlas a destiempo, esto nos ha pasado a todos en algún momento, pero con ayuda de ciertas técnicas de productividad personal podemos disminuir estos inevitables momentos de pesadez.

A mi lo que me ha funcionado es la revisión funcional de las próximas acciones que consiste en verificar entre los proyectos a realizar cuáles de estos son de verdadera urgencia, cuáles tienen relevancia en mi día y cuáles me representan un verdadero progreso en mi carga de trabajo.

En este orden de ideas, trato de elegir aquellas tareas que me representan un resultado inmediato, como por ejemplo poner en orden mis finanzas personales, al cerrar el archivo de Excel y tras haber analizado un poco de números, me siento un poco más motivado, ¿porqué? Por que he visto algunos resultados prácticos.

En mi trabajo mucho de lo que tengo que hacer se refiere a Análisis, Síntesis, fechas, datos, pruebas, artículos de leyes, etc. Esto requiere un nivel de concentración y energía alto, ya que un solo dato que pierda de vista puede representarme tener que desencadenar nuevamente todo el asunto.

Es imprescindible para mi estar enfocado en lo que hago, por eso cuando mi energía no está al tope, no me meto de tajo con esta tarea, porque puedo incurrir en múltiples e innecesarias repeticiones.

Es una realidad que muchas veces a pesar de haber realizado una acción de resultados inmediatos, el desgano sigue ahí, entonces desconecto internet, guardo cualquier cosa que no sea lo que necesito para mi trabajo a efecto de evitar cualquier distracción sobre la tarea a realizar y me pongo mis audífonos con música que me orille a la concentración, si aún así no me siento lo suficiente motivado no importa, me pongo a trabajar, aunque sé que los primero minutos pueden ser de constante distracción, pero tengo un punto a mi favor, ya empecé.

Cuando empiezo, he comprobado que se da una tendencia favorable en más de una ocasión y es que comienzo a motivarme más y más, tomo las notas que sean necesarias, empiezo a acumular datos y trascribir partes importantes; todo esto de acuerdo a la planeación original que conlleva la actividad.

En ocasiones, si tengo que parar, tomar algo, levantarme a caminar, y bueno hasta echarme agua en la cara para recobrar energías, pero el punto es que estoy evitando por todos los medios que el desgano me invada en exceso y entonces mi energía empieza a subir poco a poco.

Sirve también muchas veces contestar a ti mismo la siguiente pregunta: ¿A quién engañas cuando eres improductivo? Sinceramente a ti mismo, porque como mencionábamos en el artículo anterior te estarás auto saboteando de una forma inevitable.

Como solución tengo una fácil respuesta: Actuar, ponernos a hacer las cosas es una excelente forma de aclarar nuestra mente, al terminar una tarea obtendremos un resultado lo cual nos motiva para continuar hasta terminar, pero si no empezamos no podremos llegar a este momento. Esta es la razón de actuar.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Muchas veces el cansancio, la falta de motivación o la monotonía, nos llevan a la improductividad, ¡No pierdas el foco! La productividad personal te ayuda a conquistar tus metas, pero tienes que hacer un esfuerzo diario por comprometerte contigo mismo.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Puntos fundamentales para mejorar nuestro actuar diario

¿Por qué ser productivos?

Productividad Personal: Empecemos por “hacer”

Productividad Personal: Modifica tus hábitos

Fotografía de Stock.XCHNG


11 Comments

  1. Buen Día Omar, como tu lo dices: Lo primordial es Actuar, por mucho que planifiques si no está la “acción” no sirve de nada lo que se planificó.
    Lo que trato de hacer es; dejar lo que menos me gusta hacer para las primeras horas del día, donde no estoy cansado y tengo más energía.
    Saludos y Gracias Por tu blog

    • Hola Abelardo,

      Un verdadero gusto tenerte por aquí amigo, en verdad ver un comentario tuyo fue un verdadero aliciente para mi, pues eres de las personas más activas en Twitter en apoyo a mi blog. ¡Muchas Gracias!

      Muchas veces yo también primero me avoco a los pendientes que más trabajo cuestan, lo primordial para mi es evitar la procastinación, en eso me esfuerzo mucho porque de esta forma puedo empezar y ver resultados.

      Te mando un gran abrazo. Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Hola Omar,

    Últimamente estoy atravesando un bache de productividad y tengo la sensación de estar completamente atascado.
    Como dices en el artículo, aunque al principio sea fácil distraerse, una vez que empiezas ya todo es más fácil.
    En estos casos, lo que me suele funcionar a mí es levantarme muy temprano y hacer algo que me cueste trabajo durante las primeras horas de la mañana. Espero que después de superar el bache, vaya todo mejor. Suerte que, aunque estoy postergando muchas tareas, al menos lo tengo todo en mis listas y tarde o temprano espero ir terminándolo.

    Un abrazo

    • Hola Luis José,

      Muchas veces la saturación y el cansancio acumulado nos lleva a postergar tareas, creo que cuando tenemos métodos productivos bien afianzados podemos darnos de repente esta oportunidad, encontrar de nueva cuenta esa energía y darnos la oportunidad de finalizar cosas.

      Muchas veces siento que cuando hay cosas pendientes esto obedece a que tal vez no sea tan prioritario hacerlas, tal vez incluso ni siquiera estemos interesados en hacerlas, para esto sirve mucho establecer nuestros objetivos generales y verificar si estas todavía forman parte de lo que realmente queremos concluir.

      No te preocupes, yo no creo que sea propiamente un bache de productividad sino un momento en el que nos tenemos que detener a reflexionar en lo importante nuevamente.

      Me dejaste pensando amigo, porque a veces yo caigo en situaciones similares.

      Te mando un abrazo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Buenos Días

    Definitivamente que por cada acción va a ver una reacción, y sobre todo el empezar algo genera un flujo de trabajo que nos vuelve productivos, aprovechar el flujo es necesario para no caer en la inacción inmediata.

    Gracias por compartir

    Un saludo afectuoso

    • Hola Silvia,

      Coincido contigo en que aprovechar el flujo es necesario para no caer en la inacción, nuestro principal problema es evitar concluir actividades antes de entrar en un proceso de distracción.

      Mantener el flujo es lo más importante para alcanzar una correcta concentración y un enfoque mejor.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Hola Omar
    Muy cierto lo que planteas en este articulo, algunas veces nos levantamos un poco desganados, pero es cuestión de que comencemos a actuar y todo va fluyendo poco a poco , generalmente cuando eso me sucede me pongo a pensar en el por qué realmente estoy haciendo esta actividad y comienzo a motivarme a mí misma, de qué forma bueno pienso que si hago X actividad las horas transcurrirán más rápido y tendré más tiempo de relajarme, tomar un café, un dulce o leer un buen artículo que se yo algo que me motive, así como cuando de niños nos decían nuestros padres si te comes la sopa podrás ver televisión..! Bueno algo así hago yo conmigo misma busco eso que me motive y compense mi esfuerzo de no decaer en mis labores..! Y en menos de lo que creo he terminado con mis pendientes…! Te felicito por tu articulo..!

    Saludos y un Abrazo Cordial
    Daile Quero

    • Hola Daile,

      Definitivamente uno de los mejores resultados que obtenemos con la Productividad Personal radica en que aprendamos a disfrutar los beneficios de realizar actividades de nuestra vida personal, por haber logrado las metas que nos hayamos impuesto.

      El sistema de recompensas es sumamente interesante para el efecto de alcanzar un grado de motivación que nos permita hacer las cosas con mayor ahínco, en verdad nos brinda una motivación diferente.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. Hola Omar,

    Al final, lo más importante es ponerse, está claro. Pero cuando estoy muy bloqueado también me funciona hacer algo diferente durante 10 o 15 minutos. Eso me sirve para descansar la mente. Por ejemplo, leo un par de noticias en el periódico, un capítulo de un libro o algo así.

    El mayor problema (al menos en mi caso) cuando no puedes concentrarte es obcecarte en trabajar ya, y a veces necesitas un descanso (sobre todo si ya has estado “currando” antes).

    En cualquier caso, para mí lo peor es estar “haciendo como que trabajas”, porque a la hora de la verdad ni estás currando ni estás descansando, con lo que te cansas siendo improductivo.

    Luis Jose: buen truco, ya lo he leido en varios sitios y también me funciona. Te quitas un gran peso de encima.

    Sobre la improductividad, creo que va por épocas. A mi me pasa cuando llevo con la misma rutina durante un par de meses más o menos. Cuando me pasa, hacer algo el fin de semana (aunque sea un viaje relámpago a ver a algún amigo) me deja muy relajado y con ánimos renovados.

    Un saludo!

    • Hola Chris,

      Concuerdo contigo, yo como escribía requiero ver algo que me brinde un resultado inmediato, de esta forma me siento mucho mejor al ver algo que puedo tachar de mi lista de pendientes.

      “Te cansas siendo improductivo”: ¡Qué gran verdad! Cuando no estamos haciendo nada (porque siempre habrá algo por hacer) muchas veces nos cansamos por que sabemos que estamos postergando algo y a final de cuentas nos sentimos presionados por no hacer lo que teníamos pendientes es una cadena que aparte de cansada es una generadora de estrés.

      Excelente idea para retomar el camino, me gustó mucho tu ejemplo, creo que pronto lo tendré que aplicar para no caer en el supuesto.

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. ¡Hola Omar y asiduos lectores¡

    ¿No será acaso que la rutina nos embarga y que la emoción de realizar tal o cual actividad no nos provee de un reto ya?

    Por naturaleza nos encanta la novedad, y entre más creativo se es, se tiende a ser más reacio a realizar las tareas que sabenos se tiene que hacer, pero que no nos brindan ya emoción… pero las tenemos que hacer.

    El encontrar que es lo que nos motiva para llevar a cabo esas tareas, es lo quenos habrá de ayudar a ser más productivos.

    ¡Saludos campeón!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>