Pages Navigation Menu

Cambios paulatinos – beneficios futuros

Es muy común que cuando estamos en un proceso de aprendizaje de cosas nuevas, queremos lograr todo al primer intento, como si fuera nuestra obligación saberlo porque alguien más ya lo hace, se leen cosas tan inspiradoras en la red, cambios radicales de vida que queremos que todo ocurra de un momento a otro, la verdad es que no va a ser así.

Todo en esta vida lleva un proceso, por eso es tan útil la productividad personal, porque nos da la oportunidad de eliminar aquellas distracciones que nos amarran a las cosas que seguimos haciendo de manera cotidiana y nos enseña formas para poder hacer las cosas mejor.

Pero es muy normal volver a incurrir una y otra vez en nuestros viejos hábitos, yo si era de esas personas desesperadas que quería que todo saliera como lo hacía otra persona desde la primera vez.

Nada más lejos de la realidad, los cambios que queremos instaurar en nuestra vida son paulatinos, nos vamos a ir encontrando con nuestros viejos hábitos en cada cosa que hagamos, hemos vivido mucho tiempo con ellos y nos cuesta adaptarnos a lo nuevo que sabemos nos va a ayudar a hacer las cosas mejor.

La paciencia es una virtud que debemos tratar de incorporar en nuestra vida a costa de lo que sea, sólo el tiempo y la constancia en hacer las cosas nos ayudará a lograr los cambios que nos indican el camino hacia nuestras metas e ideales.

Debemos aprender a hacer una pausa en nuestra vida y verificar qué estamos haciendo y en qué forma. Se trata de dar pequeños pasos, las que llamamos pequeñas victorias y en productividad personal, son estas las que nos ayudan a lograr nuestros objetivos.

Por ejemplo si tienes una tarea muy compleja de hacer, de esas que se prestan a procrastinar, y ponerte a navegar en la red, entonces trata de empezar por comprometerte a trabajar por cinco minutos, esta será tu primera victoria, después te comprometes a otros cinco minutos, y luego diez, pero has empezado, estás accionando para que las cosas sucedan.

Si de repente has olvidado anotar un pendiente y lo traes dando vueltas y más vueltas en tu cabeza, en ese momento lo anotas en un papelito y lo pones en la bandeja de entrada, tan simple como eso, fue una pequeña acción, pero ya lo has conseguido, es un pasito nada más.

Si en cierto momento te empiezan a encargar muchas cosas, y todo es urgente, y comienzas a estresarte sin control, tomas una pausa, y nuevamente retomas el control, el control de ti mismo, tal vez lo vuelvas a perder en diez minutos, pero vuelves a detenerte y esa será otra pequeña victoria.

La cuestión aquí es ver que no todo saldrá bien a la primera, que seguirán habiendo muchos aspectos que te dominen o que simplemente llegues a olvidar, pero entonces sabrás que es poco a poco, que en algún momento tienes que aprender a salir avante de tus compromisos y de tus malos hábitos, pero no te rindas a la primera de cambios, ya que como dice el dicho Roma no se construyó en un día.

A mi me pasa que a la vez que escribo sobre productividad personal, siempre me mantengo aprendiendo de mis mentores, y me doy cuenta que todavía tengo muchas “áreas de oportunidad”, pero también que no puedo ni debo dejar de aprender y ser paciente para incorporar nuevas cosas, nuevos hábitos, en lugar de decir es que esto no lo puedo hacer.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: No te rindas nunca a la primera, siempre hay cosas nuevas por aprender, si una técnica no te ayuda como creías que te serviría, intenta un poco más, después podrás intentar con alguna modificación, pero si sientes que tienes aspectos de mejora, es porque siempre podremos hacer las cosas mejor.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

El Beneficio del Cambio Productivo

Hábitos y Sentido Común

La mejor forma de ser realmente productivos

Controla las Distracciones

Asumir el control productivamente

Fotografía de Stock.XCHNG

6 Comments

  1. ¡Hola constante Omar!

    Lo de los cambios no es sencillo, esto porque nuestra mente gusta de divagar y el tener que aprender nuevos hábitos implica tener que dejar ese viaje mental a Fiji para concentrarse en aprender algo nuevo y ¡pues no!

    No hay que rendirse, y si a la primera no funciono, es solo de sentarse y ver porqué no lo hizo y hacer los ajustes necesarios. Cada uno de nosotros somos diferentes, así que cada cual debemos de encontrar nuestra formula particular.

    ¡Abrazos desde esta tu casa!

    • Hola Ricardo,

      Tienes mucha razón en tus palabras, la idea de sentarse y analizar nuestras acciones es algo que no logramos hacer muy fácilmente, si fallamos tomamos nuevos rumbos, retomamos viejas acciones y no hacemos nada al respecto, pero siempre sentarse, hacer una pausa, tomar un respiro, nos ayuda a ver las cosas con otra dimensión, a veces esa pausa tiene que ser más larga, pero el caso es hacerla.

      Muchas Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Hello Omar

    Wow gracias por tus artículos tan enriquecedores, ciertamente todo cambio tiene un proceso, sin embargo cuando estamos trabajando en ellos algunas veces nos llega ese estado de desesperación de no ver los resultados tan rápido como deseamos y es allí en donde empezamos a perder el interés tal vez a perder el enfoque de lo que realmente queremos y volvemos a caer en nuestros antiguos círculos que hacen que todo lo avanzado se pierda. Esa sensación creo nos pasa a todos pero no todos y solo pocos tienen la habilidad de sacudirla y seguir. Pienso que la clave está en tener una buena organización, buscar la opción que más nos convenga y por supuesto no rendirse y seguir intentado, la constancia en una herramienta importante en el logro de metas y los cambios paulatinos va dentro del proceso para alcanzar el éxito. Siento que no estoy sola en esto y eso me agrada…!

    Daile Quero

    • Hola Daile,

      En verdad que me inspiran mucho tus palabras, me da gusto ver cómo consideramos la importancia de sacudir esa sensación para salir adelante.

      La lucha constante es lo que nos hace ver y pensar de una manera mejor, llevar una buena organización no siempre es fácil y normalmente estamos tratando de modificar nuestras ideas para simplificar más y hacer las cosas más sencillas, esta es la única forma de seguir creciendo, experimentando y buscando nuevos métodos.

      Mil Gracias por tu comentario, gracias por siempre apoyarme y te mando un gran saludo.

      Omar Carreño

  3. Hola Omar, que gran consejo has dado.

    Es bueno querer conseguir tus metas pero como bien has dicho, no saldrá todo a la primera.

    Hay que ser perseverante, avanzar paso a paso y no decaer ante los imprevistos que puedan aparecer.

    Precisamente esta tarde me he dado cuenta que estaba haciendo una cosa mal, me ha dado rabia pero luego he sentido alivio al pensar que había tenido la suerte de descubrirlo hoy en lugar de más tarde.

    Cuando he leído tu artículo me he sentido identificada, es como si me hubieras leído la mente.

    Gran artículo.

    Un saludo,

    Inma.

    • Hola Inma,

      La verdad es que muchas veces es tan complicado porque la tolerancia a la frustración es una virtud tan fuerte como la paciencia, vivir las cosas como parte de un todo que congenia con el mundo es una forma de aceptar una realidad ideal.

      La perseverancia nos conduce al éxito sin duda, pero también el poder aceptar que no todo lo que nos pasa es cuestión de nuestras acciones, sino de simples circunstancias que tenemos que vivir para aprender y crecer día con día.

      Esa sensación de rabia que experimentaste es normal, yo creo que es parte de la esencia de nuestra vida, un poco de estrés, pero con tu actitud positiva nos enseñas que siempre hay que ver el lado bueno de las cosas. Gracias por eso.

      En verdad te agradezco mucho tus palabras.

      Te mando un gran saludo.

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *