Pages Navigation Menu

Asumir el control productivamente

Es muy interesante ver la reacción de las personas cuando les contradices en sus argumentos básicos para la improductividad, los cuales comúnmente son:

“No me dio tiempo”

“No sé ni qué quiero de mi vida”

“Es que eso es muy difícil”

“Ya lo haré mañana”

Decretos que controlan sus vidas y las llenan de caos y desorden, de inconmensurables pendientes y de muchos momentos de estrés y de “vergüenza” por no lograr controlar sus vidas.

Para quienes buscamos una mejora considerable en nuestras vidas, tener el control es significativamente imperioso, y para hacerlo debemos poner en marcha una estrategia que nos ayude a incorporar cambios inmediatos en la forma en la que nos enfrentamos al día a día.

El primer punto es visualizar una cadena que va de lo particular a lo general, solucionar de raíz nuestra problemática hoy para poder disfrutar el mañana, de nada sirve planificar un mañana si no tomamos las riendas de nuestra vida desde hoy.

En este artículo veremos la primera parte de una serie de entregas referentes al control productivo de nuestra vida. Así que pongamos manos a la obra.

¿Cómo hacerlo?

Primero que nada debemos asumir que no importa cómo nos sintamos hoy, siempre podemos mejorar y controlar lo que hacemos.

Esta es la parte fundamental, saber que somos falibles y reconocer que las cosas pueden hacerse mejor.

A continuación viene la primera parte del proceso: Anota en un cuaderno todas las tareas que tengas pendientes, todas las actividades que consideres que ocupan tu mente ahora.

Esta debe ser una lista exhaustiva y razonada. Te apuesto que en una “sentada” te vas a encontrar con muchas actividades diferentes como por ejemplo:

Cancelar determinada tarjeta.

Cambiar la cerradura que falla.

Llamar al fontanero a que arregle una fuga.

Terminar de leer determinado libro.

Concluir una actividad en tu trabajo.

Comprar el multi contacto que evitará que andes desconectando y conectando tus aparatos.

Bueno ejemplos puede haber muchos, lamentablemente vivimos postergando las cosas, y el control se puede asumir de una manera muy simple y es analizando todas las cosas que tenemos que hacer, viéndolas plasmadas en una lista, tendremos un panorama muy amplio de las cosas y nos servirá para tomar rumbo e iniciar.

Quiero poner un ejemplo real de cómo puede repercutir la falta de control en nuestras vidas, tengo un compañero de trabajo, que es sumamente capaz, sin embargo ha postergado por diez años su titulación, el problema es que ahora la desidia por hacer su tesis le ha generado temor de hacerla por no tener que enfrentar la crítica de los sinodales; lo dejo sobre la mesa, falta de control, control del miedo y control del tiempo.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Nuestra vida depende de la forma en la que queramos llevarla. Asumir el control de ella es una forma de lograr una mejora constante. Intenta este primer paso, conoce lo que debes controlar y mantente alerta para la próxima entrega de la categoría de Productividad Personal.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos relacionados

Incorporando la Previsión productiva

El proceso de adopción de la productividad

Una mañana de locura

7 ideas generales de organización productiva

Productividad: El curso real de las cosas

Fotografía de Stock.XCHNG

2 Comments

  1. ¡Hola organizado Omar!

    Tomar el control, suena sencillo, pero es un paso harto dificil de tomar porque hay que luchar contra el peor enemigo de todos: nuestra propia desidia.

    Con bastante producto avícola se obtienen los logros esperados.

    ¡Abrazos desde la calurosa y soleada Ensenada!

    • Hola Ricardo,

      No puedo estar más de acuerdo contigo, nosotros mismos somos nuestro primer y más grande enemigo, pero lo importante es reconocer que estamos en un punto en el cual podemos cambiar.

      Esta serie que inicio con este artículo tiene la intención de hacernos reaccionar y cambiar el muy difícil por el si se puede hacer.

      Así que con el mismo producto avícola que mencionas voy a seguir pugnando por que mucha más gente se anime a cambiar.

      Mil Gracias,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *