Pages Navigation Menu

Aristas del Bicentenario

Con miras al próximo festejo de los doscientos años de la Independencia y cien años de la Revolución Mexicana, me he puesto a reflexionar un poco y aunque no gusto de leer noticias es innegable que en las redes sociales y en las pláticas ocasionales con diversas personas he advertido que es un tema sumamente controversial.

Toda vez que este es un blog de Análisis Realista, no pude dejar de lado hacer un Análisis sobre las Aristas del Festejo del Bicentenario a lo cual lancé una pregunta en Twitter y Facebook para ver algunas opiniones al respecto y los resultados que obtuve me hicieron darme cuenta que no estoy tan errado con respecto a mi extraño sentir.

La pregunta fue la siguiente:  “¿Qué opinan de los festejos del Bicentenario?

Entre los resultados positivos voy a enunciar los siguientes:

  • “Los Festejos del Bicentenario son básicos para incentivar el civismo que se ha ido perdiendo en el espíritu del mexicano.”
  • “Generó empleos.”
  • “Aportó mucha información histórica.”

Entre los resultados negativos algunas personas comentan:

  • “Nada, me motiva más un Viernes.”
  • “Se está cayendo en el exceso.”
  • “Ya todo es Bicentenario, hasta los productores de reconocidas marcas han sacado productos conmemorativos.”
  • “Tremenda tomada de pelo, gasto excesivo, triunfalismo y desviación de la atención del pueblo para seguir delinquiendo.”
  • “Creo que es una forma muy tonta de tirar el dinero.”
  • “Es el circo más caro que el gobierno podría planear.”
  • “¡Estoy en total desacuerdo!”

Como se puede observar, son más los comentarios negativos, porque no es congruente el argumento con la realidad en la que estamos inmersos.

Mi opinión con relación al tema de los festejos del Bicentenario es que se han hecho gastos excesivos que hacen muestra de un Gobierno deseoso de perdurar en la historia como aquel que celebró un evento importante de manera ostentosa como en su momento lo pretendió hacer la Dictadura de Porfirio Díaz.

A mí cada año me emociona celebrar con el clásico pozole y tequila esta fecha, pues más que nada veo un motivo para conmemorar a mi país por sentir que es el día de México; pero en esta ocasión veo tantos gastos que me ha decepcionado mucho, pues veo muchos baches en el pavimento por verme un poco optimista y no hablar de cosas tan tristes como la extrema pobreza y la inseguridad de las que somos víctimas.

Como bien he dicho siempre, no puedo solucionar los problemas macroeconómicos, ni macrosociales ni macropolíticos del mundo, pero al menos, puedo no estar de acuerdo con asumir esa actitud de celebrar desmesuradamente con tantas obras que llevan el pretexto del Bicentenario cuando tal vez a mí me ilusionaría más ver que el Gobierno lanzara un apoyo más grande al Programa Oportunidades.

No sé, siento que una fiesta se olvida más fácilmente que los hechos reales que ayuden a beneficiar a las personas; está bien celebrar, pero porqué no como cada año, con algo discreto y mejor destinar el dinero que se está gastando en generar fuentes reales de empleo después de una crisis que dejó desempleados a tantos mexicanos.

Creo que en un mundo ideal los festejos desmesurados los podemos dejar para la época de la abundancia, dar causa y los medios idóneos para un desarrollo sustentable. Ya lo he manifestado, el cambio es nuestro y la oportunidad para ser mejores como país, está en nosotros mismos.

Los invito a dejar un comentario en esta entrada, con su opinión respecto a las Aristas de los festejos del Bicentenario.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Siempre hay que priorizar y considerar que primero es la obligación y luego la diversión. Sólo para dejarlo sobre la mesa.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte a Análisis Realista, sólo tienes que dar clic aquí.

Artículos Relacionados

Yo si creo en un México mejor

Cambios para un México mejor

3 Comments

  1. Nada que festejar…
    Asi dice la pelicula el Infierno, y pues ya se que eres optimista y no te gusta ver esas cosas. Pero me agrada mucho que reflexiones sobre este tema y creo que esta es la prueba de que esta muy mal este país. Podre contar a mis amigos, que un buen amigo que es muy optimista también cuestiona que los festejos estan por demás. Lo que demuestra que no es cuestión de percepciónes pesimistas o negativas, México esta jodido y punto, no hay más.
    La pregunta sería, porque dejamos que todo esto pasara, hemos dejado que este país se pudra y que una camarilla se haga rica y permita que haya pobreza, hambre y sobre todo desesperanza, con tal de mantener su estatus de vida.

    • Mi estimado Carlos,

      Pues tras las celebraciones que vimos, me mantengo en mi dicho, fue un gasto demasiado espectacular para lo que realmente significa el evento, considero que entre todas las cosas que vale la pena festejar no puedes hacer tan notorio un evento con tanto gasto.

      Es de las cosas incongruentes de la vida y más aún la imagen que se refleja al exterior, de opulencia desmedida que no existe y que puede generar una imagen incorrecta de la situación real del país.

      Mil Gracias por tu comentario y sí, me considero una persona positiva y optimista, pero hay cosas que no se pueden ocultar.

      Saludos

      Omar Carreño

  2. ¡Hola paladín del optimismo!

    El derroche siempre será algo negativo y mal visto. Como bien señalas, la cantidad de dinero que se utilizo, bien pudo servir para obra social… pero nadie nos pregunta ¿verdad?

    Como comente en tu entrada anterior, no hay gobierno humano que pueda satisfacer plenamente las necesidades y expectativas. Esperemos con calma el gobierno que se pide todos los días y preparemonos para ser buenos subditos.

    ¡Saludos desde el norte!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>