Pages Navigation Menu

Aprendiendo a descansar

La ventaja de encontrarme en este mundo del blogueo es que así como gusto de escribir y compartir mis ideas, también adopto y tomo en cuenta lo que escriben otros amigos, la semana pasada encontré dos artículos que me inspiraron mucho para hacer que este fin de semana fuera realmente diferente.

Estos artículos fueron Domingo: día perfecto para renovar energía de Ana de Fácil de Digerir y Regalos de Cumpleaños de Kid Buda en el Tao del Movimiento.

Al llegar la inspiración me di cuenta que podía hacer realmente muchas cosas que uno va dejando de lado por diversos motivos, pero la realidad es que mientras no te enfoques en hacer algo por ti, no podrás hacerlo.

Quienes tenemos un horario de 9 a … bueno dejémoslo de nueve en adelante, esperamos con ansia el fin de semana para “descansar” pero realmente ¿qué es ese descanso? Ese descanso no equivale a quedarnos en la cama hasta muy tarde durmiendo, definitivamente no, es mejor esforzarnos por levantarnos si quieren no tan temprano, pero tampoco que sea muy tarde y que ya no haya posibilidad de hacer otras cosas.

Eso fue lo que hice ambos días, me levanté relativamente temprano y empecé a ejercitarme escuchando algunos podcasts en el camino, tomé un gran baño, medité por mucho tiempo, preparé un buen desayuno saludable acompañado de un té verde, organicé mis sobrecitos financieros, terminé de leer un libro y para eso de las 3 de la tarde mi día había cobrado una motivación inexplicable.

Digamos aproveché mucho más mis días y hoy (lunes) me siento más descansado que lo que me había sentido hace mucho tiempo, en los que trataba de estar “descansando” pero sin hacer mucho.

Además hubieron dos cosas que marcaron mucho este ejercicio, la primera es que en ningún momento encendí el televisor, digo de cualquier forma ya no soy tan apegado a la pantallita mágica, pero no hubo una necesidad de hacerlo y la segunda fue que compartí mis sensaciones en Twitter, lo cual me permitió encontrar reacciones positivas de mis amigos por ahí.

Una reacción interesante fue la de mi amiga Helga en Twitter que me pidió que compartiera qué cosas me motivan y aquí van: Ejercitar la mente, el cuerpo y el espíritu me brindan la sensación de que estoy haciendo algo más por mí y de esta forma siento que me encuentro mejor con mi entorno.

El punto aquí consiste en que el descanso es más que una cuestión física una situación mental, descansar no es tanto reposar el cuerpo, porque creo que lo que quiere nuestro organismo es desconectarse de lo cotidiano y hacer algo distinto o mejor dicho de forma distinta a los días entre semana ya que aquí lo importante fueron las formas.

Con esta nueva sensación me atrevo a invitarlos a cambiar el concepto de “descanso”, descanso no tiene que ser propiamente estar tirados viendo pasar nuestro fin de semana, con las horas fluyendo entre nuestros dedos como agua, por el contrario, debemos utilizarlo de forma que alimente nuestro ser.

De esta forma he comprendido que muchas cosas salen mejor de lo que se habían contemplado originalmente, todo consistió en hacer lo que haría de manera ordinaria, pero sentir que las hacía de manera extraordinaria.

Estoy seriamente pensando en generar ciertas rutinas que me permitan “descansar mejor”, te invito a que me compartas ciertas sugerencias de cómo aprovechar mejor el descanso, el próximo fin ya estoy planeando salir a algún parque a unirme con la naturaleza, a ver qué tal.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Aprovecha los momentos de descanso de manera que puedas desconectar tu mente realmente, haz de lo cotidiano un momento feliz y diferente, de esta forma tu energía fluirá de manera positiva.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

La batalla contra el S3

Cumpliendo la meta de no hacer nada – descansar activamente

El Poder de Poco a Poco

Superando obstáculos – ganando experiencias

Fotografía de Stock.XCHNG

6 Comments

  1. ¡Hola descansado Omar!

    El concepto de descanso está mal definido por la sociedad en general. No se trata de vegetar, si no, como bien señalas, es darle un descanso a mente y cuerpo de la rutina diaria del trabajo.

    El ir y visitar amigos y familiares, el leer una revista o libro pendiente, una caminata por la ciudad o campo, preparar alguna de las comidas del día, son todas actividades que nos permiten salir de lo de todos los días y en verdad sentirnos mejor para el inicio de la semana.

    No hay que olvidar que estamos hechos para la actividad, no el sedentarismo.

    ¡Abrazos desde la ruta del vino!

    • Hola Ricardo,

      Definitivamente me siento convencido de que hay que tratar de incorporar otras cosas en nuestra vida que la alimenten para dejar de consumir tiempo valioso en un supuesto descanso que realmente no repara nuestra vida.

      Los ejemplos que nos brindas me parecen del todo correctos, honestamente el estar vegetando solo hace que nuestro cuerpo se atrofie y no tengamos momentos de calidad, eso es lo realmente importante definitivamente.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Hola Omar.

    “…todo consistió en hacer lo que haría de manera ordinaria, pero sentir que las hacía de manera extraordinaria”. Amén.

    De pronto tenemos muchos conceptos torcidos, y uno de ellos es el descanso. Pero también se me viene a la mente el de las vacaciones, por ejemplo. Es común ver a mucha gente que regresa más estresada que cuando se fue y realmente es algo triste. De tal forma que se puede decir que poca gente descansa como debe ser y es grave porque tarde o temprano llegan las facturas.

    El hecho de que entres en contacto con la naturaleza me parece perfecto, porque como te comenté esa vez, eso hago cuando tengo oportunidad. Realmente es algo muy grato el contemplar las maravillas naturales y tiene un efecto muy positivo. Si tienes oportunidad creo sería bueno que buscaras una zona boscosa y allí podrías meditar, leer un libro,caminar o simplemente contemplar la naturaleza y oir los sonidos de los animales.

    También pienso que el visitar amistades es buena opción, y para los que tienen mascotas, jugar con ellos. O bien, aprender algo nuevo. La cosa es que haya un disfrute pleno y la mente pueda ser descargada y cargada para enfrentar los retos de la semana.

    Lo que comentas de twitter es bien interesante porque nunca habías tuiteado en fin de semana, y el hecho de compartirnos tus experiencias hace que quienes te apreciamos nos alegremos y se forma una cadena de pura buena vibra.

    Me alegra muchísimo que hayas tenido esa experiencia renovadora. Me siento feliz por ello. Gracias por compartirlo hermano.

    Te mando un abrazo.

    • Hola Said,

      En verdad que interesante adecuación has hecho y estoy totalmente de acuerdo contigo, las vacaciones muchas veces resultan en un cansancio superior y sobre todo porque engloban excesos innecesarios en nuestra vida, por lo que a pesar de ser vacaciones no tendrían porqué descuidarse los demás elementos que son importantes para la vida y la salud.

      Honestamente si tengo muchas ganas de buscar un lugar así, ya veré el domingo que oportunidades me presenta la vida, pero de que es algo que tengo que hacer definitivamente si.

      Me gustan muchos los ejemplos que me das, fíjate que lo del Twitter fue algo raro, porque siempre trato de hacerlo, pero tenía ganas de compartirlo y vinieron reacciones muy positivas.

      Te mando un gran abrazo, y te agradezco mucho tus palabras de aliento.

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Hola Omar! Ignoro que hacías antes de este fin pero que padre que estés haciendo cambios. A mí me causa un poco de ruido ver la palabra “rutina” para un fin de semana, pero sí, ya es constumbre en mi levantarme entre 7 y 7.30,ir a correr al parque (que esta a una cuadra de mi casa, rarísimo voy más lejos), regresar con mucha energía, hacer un poco de limpieza, un merecido o necesario baño y preparar el desayuno, pero si un día estoy cansada, hace mucho frío o mi hijo me dice “no vayas mami” y me abraza, no importa no lo hago y no pasa nada. Con mi hijo aprendí a no hacerme de horarios estrictos o eventos obligatorios, porque o ya no quiere, ya se canso, ya se le ocurrió otra cosa y tampoco pasa nada. Para nosotros el chiste es hacer según nuestro estado de ánimo. Y mira que a sus 12, la cosa se me está complicando, porque sus intereses ya son otros. Este pasado fin de semana fue “total home”, con un par de películas, con música, con juegos, con visitas de familiares, la pasamos de lujo. Y cuando hay un fin de semana rodeados de naturaleza (llámale campo, bosque, zoológico, granja, rancho, pesca, etc) me llena de mucha paz, tranquilidad y alegría. ME GUSTAN TUS POST. Un abrazo!

    • Hola Astrid,

      Mira no es tanto que no hiciera cosas, pero definitivamente no hacía tantas cosas que me gustaran, me levantaba mucho más tarde y por lo mismo el día me estaba rindiendo mucho menos, eso de repente resulta frustrante porque ya no hay tanto que se pueda hacer.

      En verdad que disfruto mucho lo que nos cuenta del trato que tienes con tu hijo, se percibe una relación muy cercana, muy de ustedes, eso es definitivamente gratificante y sobre todo ver lo bien que la pasas con él, me resulta tan triste cuando hay gente que se queja por tenerlos.

      Muchas gracias por compartir tantas cosas, la verdad es que siempre es un gusto “conocer” un poco más a quienes me escriben en el blog.

      Saludos,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *