Pages Navigation Menu

Aprender a viajar

Hace unos días platicando con mi esposa nos encontrábamos definiendo algunos planes a corto, mediano y largo plazo; ahí salió algo que me llamó mucho la atención y aunque sé que mucha gente ha escrito sobre el tema, esta es mi versión de “Aprender a viajar”.

Cuando planeamos un viaje, normalmente no sabemos bien a bien qué esperarnos del lugar al que vamos, sobre todo si nunca antes hemos estado ahí, a continuación expongo algunas ideas, que me gustaría mis queridos y asiduos lectores complementaran con la finalidad de hacernos de una guía esencial para considerar al salir de viaje:

Establecer un presupuesto: Hace unas entradas comenté en la teoría de las cuatro cuentas la necesidad de establecer un determinado presupuesto para viajar, este punto va íntimamente vinculado con los demás, en virtud de que de acuerdo al monto ahorrado serán los destinos a los que nos podríamos aventurar o la temporalidad de nuestro viaje, es importante señalar que no es válido utilizar dinero destinado a otros fines originalmente, es lo que se tiene y no más.

Escoger el destino: Habiendo reunido el dinero, lo siguiente sería escoger un destino que se ajuste a nuestras posibilidades, aunque aquí cabe un cambio bien interesante, que puede ser escoger el destino y después ahorrar lo suficiente para llegar a ese destino, cualquier de las dos opciones son válidas, aunque es más fácil visualizar el lugar en el que quisiéramos estar o lo que quisiéramos hacer, por ejemplo: Playa, Ciudad, Bosque, etc.

Determinar costos: Un vistazo rápido por la web nos puede dar una ligera referencia de los costos de viaje, se tiene que considerar el medio de transporte, el hospedaje, la alimentación, las actividades a realizar, entre otras cosas; este estimado nos podrá dar una idea general del costo total del viaje, sin embargo hay que considerar aspectos como la temporada (alta o baja), tipo de cambio, disponibilidad, demanda, etc.

Informarnos del lugar al que viajamos: Hay mucha información que debemos cubrir cuando vamos a viajar a determinado destino, lo anterior, para no perder tiempo y dinero valioso en cosas que tal vez no son lo más recomendable del lugar o lo que vale la pena de un lugar, por eso no es presunción pero siempre vale la pena comentar nuestros planes por si alguien nos puede dar un buen consejo.

Definir la temporalidad de nuestro viaje: Esto es básico, pues dependiendo de cuánto tiempo pensemos estar fuera será el cúmulo de gastos y actividades que podamos realizar y también como ya mencioné unas líneas arriba, la época determina muchos movimientos en los costos de los viajes.

Todos estos elementos constituyen una pequeña idea que creo debemos tomar en cuenta al momento de planear nuestros viajes, cada persona puede definir criterios y necesidades distintos, sin embargo no debemos descuidar puntos esenciales para disfrutar más estos momentos.

Sería muy buen ejercicio que ustedes apreciables lectores, aportaran más ideas con relación a este tema, pues creo que se presta para esta retroalimentación ¿no creen?

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Los viajes ilustran y al final del camino lo único que nos vamos a llevar con nosotros son las experiencias vividas, cuando tengo mucho estrés encima o mucha presión lo único que hago es transportarme a uno de esos lugares mágicos en los que he tenido oportunidad de conocer.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Guadalajara… ¡Sorprendente!

La Paz, BCS, un lugar único

Zacatecas, bella ciudad colonial

5 Comments

  1. Me parece muy atinado tu comentario, en realidad viajar es una inversión.. si quieres más afectiva y cultural pero necesaria, para lo cual es importante estar informado, y en efecto acordarse de vez en cuando de lo vivido, a veces, vale más q el propio dinero en la bolsa jeje

  2. Queridísimo amigo:

    Todo me parece perfecto, tu “aprender a viajar” es muy bueno, sólo agregaría algo que quizá responda a un enfoque más filosófico del tema, algo que me parece esencial en el VIAJE es la capacidad de disfrutar. De partida pudiera parecer obvia que sí ¡pero no!, ya que resulta que no toda la gente puede disfrutar esa capacidad. Ahora, sería interesante preguntar ¿se puede aprender a disfrutar? o ¿será acaso que es una cualidad a la que no todos tienen acceso?

    Saludos.

  3. ¡Muy buenas tardes!

    Para viajar, hay que estar preparado no unicamente con el costo y el itinerario, hay que tener muy presente porque se esta llevando a cabo. Por no definir claramente el propósito, terminas no disfrutando/aprendiendo/viendo/descansando nada de ese tiempo que se supone has apartado y pagado.

    Como dice Covey, el fin debe de estar siempre en mente.

    ¡Un abrazo desde los olivares!

  4. Muy buen post, realmente una mala planeación es lo que separa a un viaje fabuloso de uno desastroso

  5. Primo,

    Los puntos que mencionas son muy ciertos, yo soy de la idea primero sueña ¿a donde quieres ir?, de ahí visualizarnos en el lugar, y empieza a ahorrar.

    Cuando tenemos el lugar, podemos empezar a cotizar el transporte desde nuestro lugar de origen, esto nos ayudará a tener las conexiones necesarias, pero sobretodo informarnos para aprovechar el tiempo de estancia.

    También yo soy de la idea de viajar siempre con un botiquín, con los medicamentos esenciales..

    Al momento de viajar debemos de estar preparados para disfrutar al máximo todo lo que se haga y visite. Pero algo fundamental es contar con una buena compañía en el viaje, y que tenga la disposición de aventurarse..

    Saludos Primo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *