Pages Navigation Menu

Aprende a llevar una vida en balance

zen-wallpaper-7

Soy una persona que gusta de escribir mucho con base en las experiencias que voy recopilando a lo largo de mi vida, con la convivencia con las demás personas y con lo que voy haciendo todos los días, muchos de los artículos que aquí se presentan tienen un tinte personal muy fuerte y por eso me atrevo a revelar muchas cosas que realmente llaman mi atención.

Hoy quiero hacer énfasis en algo que ha venido dando vueltas en mi cabeza, y lo voy a decir así sin más: no es necesario ser radical en nada.

Para muchas personas cuando empiezan a leer mis artículos sobre el Minimalismo creen que tienen que renunciar a todo y quedarse sin nada, también hay personas que suponen que para ser más productivos deben renunciar a todas sus amistades y dejar de hacer cualquier cosa que les brinda cierto placer porque eso les resta concentración.

A ver mi gente, no hay nada más equivocado que eso, no hay que incurrir en ningún exceso, es necesario aprender a vivir en equilibrio y armonía con todo lo que existe a nuestro alrededor, con esto lo que quiero decir es que si un día no tienes la energía para ponerte a sacar todos los pendientes que habías programado, o peor aún desde que llegas te llaman a junta y tu planeación ya no pudo llevarse a cabo, lo peor que puedes hacer es estresarte por ello.

Del mismo modo, el hecho de ser minimalista, no te impide a que en algún momento si quieres comprarte una cosa que realmente te guste no lo hagas, aunque no lo necesites en absoluto, se trata de que no vuelvas de esta actitud un hábito y que entiendas que lo que acabas de hacer es parte de la vida misma, mientras que esto no te afecte en ningún otro rubro de tu vida.

A lo que voy es que la rigidez sin convicción plena a lo único que nos lleva es al fracaso, yo he explicado aquí en el blog y en mi libro Camino al Minimalismo que todo es parte de un proceso, y que solo tú te irás dando cuenta de la forma en la que te vas integrando con tu vida de tal forma que alcances un estado natural de hacer las cosas, sin que te sientas obligado a hacer nada.

El proceso de mejora personal es como su nombre lo dice: personal, a cada quien las cosas le van ayudando de manera distinta, pero tampoco podemos radicalizar los conceptos, porque entonces caemos en un exceso que impide el equilibrio en nuestra vida.

Tu objetivo debe ser hacer las cosas porque aceptas que eso será lo mejor para ti y en consecuencia iniciarás una vida mejor, pero tampoco debes renunciar a la primera que flaqueas, no pasa nada, como te digo el punto es no volver lo negativo un hábito.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Aprender a llevar una vida en equilibrio conlleva en aceptar que equivocarse es parte de la vida misma, que estamos en un proceso de crecimiento y aceptación y que pocas veces podríamos encontrar la perfección.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos Relacionados

Minimaliza la cantidad de “tienes que”

Rubros imprescindibles para mejorar la calidad de vida

 Estrategia para mejorar nuestra calidad de vida

Aprende a contemplar la vida

Fotografía Stock.XCHNG

 

 

 

 

12 Comments

  1. Amigo Omar, está muy bien en mi opinión que nos llames a la moderación -yo soy una persona que aprecio la moderación- pero en ciertos ambientes sin radicalización se hace imposible el poder vivir tu vida como has elegido, me explico:
    Dices “Del mismo modo, el hecho de ser minimalista, no te impide a que en algún momento si quieres comprarte una cosa que realmente te guste no lo hagas, aunque no lo necesites en absoluto”
    Que sepas desde luego que vas contra tus propias convicciones adquiridas de minimalismo, pero ¿por qué debemos ser radicales en esto? Simplemente por el ambiente en el que nos desenvolvemos. Estamos rodeados de múltiples tentaciones, es más diría que todo es una constante tentación…
    Sin el radicalismo en las convicciones se nos haría imposible ser de ese modo.
    Lo que apuntas, es que debemos transgredir nuestras propias virtudes minimalistas, la misma situación la vive una persona que esté sometida a una dieta alimenticia, por decisión médica o no… siempre se pregunta para caer en la tentación ¿Una sola cosa me va mal? O decimos ¡Por una vez no pasa nada!
    Efectivamente no pasa nada, lo malo como dices es convertirlo en un hábito…
    Y eso solo lo consigues con una firme y radical decisión, o te niegas los pequeños “deslices” o te mudas de mundo…
    Como eso quizás no es posible o conveniente, solo nos queda el olvidarnos de las decisiones tomadas o enfrentarnos a ellas.

    Totalmente de acuerdo con tu análisis de hoy: Aprender a llevar una vida en equilibrio conlleva en aceptar que equivocarse es parte de la vida misma, que estamos en un proceso de crecimiento y aceptación y que pocas veces podríamos encontrar la perfección.

    Pero no nos avergoncemos de parecer radicales en nuestros principios, cuando me llaman “taliban” -hasta mi propio doctor me lo ha llamado, yo le repliqué que lo que deseaba era hacerse rico a mi costa- sin esa “radicalidad” en los principios nos va a ser muy doloroso el seguir nuestro camino, pues nuestro entorno no soporta y les ofende nuestra fuerza de voluntad -quizás por no ser capaces de llevarla ellos a cabo- y gozas con provocar que faltemos a nuestras convicciones.
    Perdóname amigo mío mi extensión, pero no he podido resumirla más.
    Un fuerte abrazo de hermano.
    Ávalon

    • Donde digo gozas…quise decir “que gozan” :-)

    • Hola mi querido Ávalon,

      Me encantó el tinte que le das a tu comentario y en seguida me he animado a contestarte y déjame explicarme mejor.

      Creo que uno de los principales problemas que experimentamos cuando estamos iniciando el Camino al Desarrollo Personal, ya sea Minimalismo, Productividad u organización financiera, por ejemplo, el principal problema está en que nos esforzamos mucho por hacer las cosas de una forma “perfecta”, y cuando nos equivocamos es más fácil dejar de intentar que aceptar que somos falibles.

      No existe la perfección plena, en consecuencia, aprender a vivir en balance nos ayuda a enfocarnos de manera progresiva en el objetivo que estamos dispuestos a alcanzar, ¿Cómo queremos que más gente se sume a nuestro movimiento si lo hacemos ver más cerrado que la inquisición?

      La idea es que aprendamos de manera práctica a ser mejores, la teoría es muy buena, pero el cúmulo de experiencias adquiridas son lo que realmente marca la diferencia. Debemos aprender a encontrar todos los factores que incluye nuestra vida, desde el cansancio hasta la caída en tentaciones, pero eso no nos hace candidatos a la crusifixión, al contrario, nos debe ayudar como principio a darnos cuenta que siempre podemos mejorar.

      Por último quiero suplicarte que nunca te vuelvas a disculpar por la extensión porque es de esta manera como encontramos la retroalimentación necesaria para seguir creciendo.

      Mil gracias por tus palabras.

      Te mando un gran abrazo de hermano.

      Saludos

      Omar Carreño

      • Desde el principio debemos tener muy claro que no somos perfectos, por lo que cada pequeña victoria lo vamos a celebrar con estruendo…
        Deberemos conocer que los fallos son cosa natural y no por ello debemos bajar las expectativas.
        Un avance progresivo, equilibrado y añadiría que programado en lo posible nos ayudará a alcanzar la meta minimalista que nos hemos propuesto.
        Yo también prefiero la práctica sobre la teoría, aunque un poco de teoría es muy recomendable.
        Pero ante todo deberemos aprender y descubrir todo lo que es un detonante de nuestras tentaciones; tenemos que empezar a descubrir a ese gran desconocido que somos nosotros mismos y como el ambiente interactúa con nosotros… para lo que puede venir muy bien un texto al uso, como puede ser el tuyo “El Camino al minimalismo”.

        Respecto a vivir en balance -creo entender que te refieres a vivir en equilibrio- no estamos negociando nada, hemos declarado la confrontación con una situación que nos enfermaba, deberemos saber que no es una “moda” ni un capricho, es una convicción que hemos tomado después de una profunda reflexión, por lo que la “negociación” de un equilibrio sobra.
        Una adicción al alcohol o las drogas sin una radical determinación no se superan, no podemos llevar una progresiva separación de la adicción…
        El dejar de fumar es lo mismo, se pasa por una etapa de auto engaño, bajas el consumo compulsivo hasta niveles “que nos decimos razonables” cuando la realidad es que contamos los minutos que nos faltan para el siguiente cigarro, mientras sufrimos, nuestro entorno no se apiada de nosotros pues nuestro sacrificio le afrenta y te provocan con ofrecimientos.
        Solo cuando visualizas que tu decisión es la correcta, que es la necesaria y conveniente, contra todo y contra todos, llevas adelante tu confrontación con el problema, de forma radical, sin buscar placebos ni sustitutos.
        Esto en lo referente a las adicciones como el beber o el fumar…
        En referencia al minimalismo, es más fácil desde el momento que asumes que no es una moda, que es una forma de vivir, asumiendo que MENOS ES MÁS, no pretendiendo llevar razón, solo es tu decisión sobre la forma de vivir a pesar del entorno.
        Creo firmemente que el compartir el minimalismo NO ES, NI DEBE TENER espíritu proselitista; compartimos nuestras experiencias que nos facilitan la vida y nos ayudan a sobrevivir y ser felices y queremos que los demás tengan la misma oportunidad, pero para ello tienen que quererlo de manera consciente, sabedores que tendrán al mundo entero trabajando en su contra y aquí incluyo a ese SER que todos tenemos dentro de nosotros que solo nos pide cosas que nos sientan mal o nos esclavizan bajo un disfraz dulce y apetitoso al que ayudan constantemente todo el entramado social y comercial de usos y costumbres…¿Alguien se imagina el quedar con alguien solo para pasear o beber agua?
        Si no tienes profundas convicciones y una radical determinación, estarás perdido.
        Deberemos interactuar con nuestro entorno de manera flexible (como la palmera) pero firmemente anclados a nuestras convicciones minimalistas sin concesiones temporales puesto que NADA nos aportan, lo contrario nos minimiza.
        Todo lo dicho es opinión mía y por lo tanto discutible…
        Como siempre un cordial saludo hermano.

        • Hola Ávalon,

          ¡Caray! Lamento la distancia de un Atlántico que nos separa para poder sentarnos y platicar estos temas de manera presencial, sin embargo celebro a la tecnología que nos da “al menos” la oportunidad para poder intercambiar puntos de vista desde este medio tan práctico y necesario para nuestro nuevo estilo de vida.

          Fíjate que entiendo y comparto todos tus puntos, pero con una visión un poco distinta, ya que desde mi óptica la difusión del Minimalismo es necesaria porque ha sido una forma indiscutible de mejora en nuestras vidas, pero también tratar de imponerlo como idea central de la vida de las personas resultaría en un problema y eventual rechazo por parte de los posibles beneficiados.

          La adopción de las técnicas que nos pueden ayudar a mejorar nuestra vida son parte de una “cadena de beneficios” y nuestra obligación como parte de este ciclo es seguir intentando una y otra vez que más personas experimenten las ventajas de una vida mejor, que como bien señalas es una decisión personal, pero que solo nos obliga a seguir adelante.

          Ahora bien, ¿qué pasaría si nuestra decisión se fundamentara en lograr todo de una vez? ¿Y si no lo hacemos?, y ¿Si fallamos? ¿Tenemos entonces que dejar de lado la posibilidad de seguirlo intentando una y otra vez?

          Las convicciones no nacen de la noche a la mañana, es crear hábitos que nos permitan ser mejores y hacer las cosas de una mejor manera.

          En verdad que estoy disfrutando mucho esta interacción hermano.

          Espero tu respuesta.

          Saludos,

          Omar Carreño

          • La imposición de lo que sea siempre es un mal hábito al que de forma automática me opongo siempre, por lo que está descartado de antemano.
            Creo que la misma reacción la tienen la mayoría de las personas…
            Un minimalismo impuesto desde el poder por ejemplo es un dictadura, en una entrada mía afirmo con IRONIA y alguna dosis de CINISMO que lo óptimo es ser minimalista en una sociedad consumista y comunista en una sociedad capitalista…

            Hablas del peligro de deserción que puede suponer la ambición de quererlo hacer todo de golpe…
            Es un asunto inviable desde luego, pues como la computadora, nosotros ejecutamos procesos en listas de tareas con un orden y según los recursos de que se dispongan alternativamente…
            Pudiendo llegar al colapso o “colgado” del sistema.

            Según mi criterio 1º es la convicción y después los hábitos.
            Si estoy convencido de la necesidad de iniciar un proceso, es decir, si mi CONVICCIÓN es que debo implementar la filosofía minimalista, inicio el proceso minimalista y la práctica de ello forzada por mi CONVICCIÓN hará que llegue a formar un HÁBITO siendo ya automática la filosofía minimlista.

            Yo también gozaría con una buena plática reposada, pero la alternativa de interacción tampoco es mala, pues por escrito se reflexiona más y se es más profundo y conciso.
            Si alguna vez nos platicamos, notarás que soy muy barroco (debe de ser mi acerbo cultural hispano-árabe con unas raíces judeo-cristianas).
            Y yo también estoy gozando de esta interacción que creo que nos será muy productiva…
            Un abrazo de hermano de Ávalon.

          • En mi comentario anterior cito una entrada en que me xpreso con IRONIA y CINISMO, el que esté interesado en ella la puede ver:
            …Me lleva a la tranquilidad el que soy un % mínimo de la sociedad.
            Mis teorías beneficiosas para el ser humano, interesan a pocos (desgraciadamente) y precisamente ahí, en ese dato es donde me muevo, soy conciente que arrastro a muy pocos, por lo que mi responsabilidad está minimizada afortunadamente para mi tranquilidad de conciencia; solo puedo producir felicidad y buena vida a los mínimos que se convenzan de que menos es mejor, cuando empecemos a ser muchos, empezaré a no poder dormir tranquilo.
            http://tribunaavalon.blogspot.com.es/2013/04/concupiscencia.html

  2. me gusta que haya personas que plasmen sus comentarios ya que las formas de pensar de cada individuo enriquecen el tema y amplían el horizonte de la comprensión de este.

    Felicidades Omar, un abrazo.

    • Hola Tío,

      Muchísimas gracias, la verdad es que me encantaría poder contestarlos todos, pero en ocasiones es imposible, en este caso el debate es interesante ya que Ávalon también es minimalista de hueso y tiene mucha experiencia en el tema.

      Mil gracias por tus palabras.

      Un saludo…

  3. En realidad hay mas gente minimalista de la que se cree, solo que ellos no saben que lo son. Ahora se que hay gente que tiene los mismos problemas existenciales que yo…. Lograr la libertad financiera tranquilo y feliz, trascender. Aprender a escribir grandes cosas o que se escriban grandes cosas de ti. Caray ….

  4. En el término medio está la virtud y desde luego que no hay que martirizarse por nada. Es importante hacer las cosas siendo conscientes. Si decides comprarte algo que realmente no necesitas pero que te encanta y va a aportar algo a tu vida, aunque sea simplemente belleza, adelante! Lo importante es que seas consciente de por qué hace las cosas.
    El perfeccionismo solo lleva a la frustración e incluso hasta a veces dejamos de hacer las cosas porque tenemos una visión un poco en blanco/negro y pensamos que si no vamos a poder hacer las cosas bien al 100% mejor no hacerlas en absoluto. Creo que hay que dejar todo eso de lado y simplemente ir mejorando día a día en lo que podamos, tratándonos con amor aún si nos equivocamos.

  5. Hola Omar,

    Hay mucha gente que piensa que por ser minimalista uno tiene que vivir en una caverna y privarse de todo. El minimalismo es una excelente herramienta para mejorar muchos aspectos de la vida, no para martirizarse.

    De un tiempo a esta parte he decidido auto calificarme como “puntualmente minimalista” :-)

    Un fuerte abrazo.

    P.D.: Los comentarios son muy interesantes; es estupendo que la gente participe de esta manera en los post.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>