Pages Navigation Menu

Aprende a controlar la obsesión por el teléfono móvil

Teléfono celular

La escena se repite una y otra y otra vez, solo cambian los protagonistas: una familia comiendo y de entre todos los comensales tal vez uno se distraiga viendo hacia la nada, mientras los demás se encuentran enfrascados en interminables discursos moviendo ágilmente sus dedos para sostener sus conversaciones electrónicas, o bien leer lo publicado en sus diferentes redes sociales a través de sus teléfonos móviles.

Me llama la atención la urgencia con la que un pequeñito de no más de ocho año le pregunta a un mesero la contraseña de la red Wifi del restaurante para poder conectarse rápidamente a través de su dispositivo.

Tal vez es esa extraña cualidad que tenemos quienes nos gusta escribir de ser más observadores que la mayoría la que no me deja perder el foco en observar a estas personas comiendo juntas pero que están (o les gustaría estar) en otro lugar.

De repente cuando se aparece el mesero a preguntar qué tal los alimentos todos regresan un poco a la realidad y entonces intercambian falsas opiniones de alimentos que ni siquiera han degustado bien, simplemente los han ingerido durante el tiempo que han estado ahí, sin despegar los ojos de su dispositivo.

Me sorprendo al ver que al retirarse del restaurante en casi todas las familias existe un personaje que tiene la maravillosa cualidad de caminar sin ver por dónde avanza, sino manteniendo la vista fija en su juguetito.

Por otro lado me resulta todavía más sorprendente cuando dos personas se sientan a convivir y pasa la misma situación, es ahí cuando yo me pregunto: ¿Qué está ocurriendo con nuestro mundo? ¿Dónde está quedando la convivencia real?

Pues bien la respuesta es muy simple, estamos enfrascados en una era en la que todos queremos ser públicos, buscamos un reconocimiento y dejamos de estar y ser del punto al que pertenecemos.

Hemos perdido la noción del aquí y el ahora y por mucho preferimos estar en otros lugares que en el momento que nos corresponde.

Es momento de hacer cambios radicales que mejoren nuestra calidad de vida, no se trata de buscar tiempo para estar en otro lado, se trata de apreciar el tiempo y todas las actividades que hacemos, ¿compartirlo en redes sociales? Es válido, siempre y cuando eso no sea la razón primordial de la generación de momentos.

¿Qué estamos buscando? Estamos buscando una mejora sustancial que nos regrese a la parte más simple y más sencilla de nuestro ser, esto solo se consigue actuando en consecuencia a favor de nosotros mismos.

Las técnicas para conseguirlo son muy fáciles y sentirás cambios sustanciales en tu vida cuando empieces el proceso de simplificación.

a)      Empieza a desprenderte poco a poco, puedes ir a la tienda y dejarlo en casa por ejemplo.

b)      Cuando te descubras revisando tu teléfono en un lugar inapropiado, ten la fortaleza de guardarlo al instante.

c)       Realiza más actividades físicas en las que no tengas que involucrar tu teléfono.

d)      Aprende a identificar tú aquí y tú ahora.

e)      Si te toca estar con alguien que solamente se la pasa viendo el teléfono pregúntale si prefiere posponer el momento contigo para después.

f)       Disfruta los momentos que pasas con la gente que quieres y deja la “celulitis” para después.

g)      Establece horarios en los que te dedicaras a revisar tu teléfono exclusivamente y no todo el día.

h)      ¡Apágalo por un rato! Si es algo urgente créeme que sabrán encontrarte.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Disfrutar de los momentos que pasamos con las demás personas y aprender a mantener control sobre nosotros mismos es más importante de lo que crees porque nos encontramos en un momento crucial para no perdernos en la “celulitis”, perdiendo lo verdaderamente importante.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

La simplicidad y sencillez del Minimalismo

Conviértete al Minimalismo y mejora tu vida

Simplemente: Mejora tu vida

 

 

Fotografía   de Stock.XCHNG

 

 

 

 

 

2 Comments

  1. Es una epidemia, Omar. “La peste negra” del siglo XXI. Los tips que recomiendas son geniales. Creo que en la mayoría de los casos es ya una adicción, y se debe tratar como tal.

  2. Cuando mencionaste lo de actividad física recordé a todos aquellos que ni estando en el gimnasio sueltan el celular y luego le reclaman al instructor de sus pobres resultados.
    Es una pena que nos perdamos de la vida real por conseguir unos cuantos likes.

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Cómo bloquear el acceso a Internet de una aplicación en Android? | RWWES - […] casos, Por poner un ejemplo concreto, pensemos en ese padre que no quiere que su hijo se quede perdiendo…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *