Pages Navigation Menu

Afrontando mi nuevo reto laboral

descarga

O lo que originalmente se iba a llamar: Adecúate a las circunstancias y mejora tu productividad

Hace prácticamente dos meses que he pasado a ser formalmente el asesor jurídico de una de las dos direcciones de área de la Dirección Ejecutiva en la que trabajo. Este movimiento no implicó propiamente un aumento salarial, sin embargo mis áreas de responsabilidad son muy diferentes a lo que venía desempeñando los últimos años.

Antes mi trabajo en esta Dirección era un poco más jurídico, técnico y operativo, realizaba notificaciones a lo largo y ancho de la República y proyectaba resoluciones de procedimientos administrativos, había que seguir una metodología determinada para organizar los trabajos y entregarlos en tiempo, pero digamos era muy rutinario y tú controlabas tus tiempos.

A inicios de este año pasé a un área mucho más técnica, con procesos más complejos y especializados, menos jurídicos pero que implicaban poner en marcha toda mi capacidad de organización para mantener el control de los mismos, este fue un momento de mucha dificultad, pero que gracias a las técnicas de productividad que ya conocía pude sacar adelante no sin reconocer que padecí momentos de mucha presión y estrés por la gran magnitud de actividades.

Derivado a movimiento internos se puede decir que fui promovido a trabajar con el Director de Área (a petición suya), esto ha sido un cambio abismal pues ahora desarrollo trabajos más creativos, de planeación estratégica, política, revisión y sobre todo de opinión.

¿Qué significa esto? Que ahora estoy menos tiempo en mi cubículo y más tiempo en reuniones de trabajo con el Director realizando trabajos de revisión y supervisión de las distintas subdirecciones a su cargo, dando mi opinión jurídica cuando procede, haciendo observaciones de los distintos escenarios posibles ante cierta situación en fin, un mundo nuevo más no tan desconocido para mí.

Esto definitivamente ha afectado la distribución y organización de mis listas de tareas, ha cambiado mis horarios y me ha obligado a organizar mi agenda con base en mis nuevas atribuciones.

Vamos por partes, el nivel de aprendizaje que estoy obteniendo diariamente es incomparable, recuerdo cuando estudié mi Diplomado en Dirección y Desarrollo de Negocios y creo que nunca aprendí tantas y tantas cosas como lo estoy haciendo ahora, la experiencia de primera mano es un valor agregado incosteable, en el juego de la Dirección la estrategia y la visión estratégica (análisis de todas las variables a futuro) son fundamentales para prever las posibles (y normalmente siempre aplicables) eventualidades.

Profesionalmente me siento muy bien, sin embargo llegó un punto en el que vi que cada vez mis horarios se estaban viendo más afectados y obviamente la parte personal es la que más lo ha resentido, por lo que tuve que tomar decisiones muy importantes:

a)      Nunca sacrificar los horarios de comida: Así tenga mucho trabajo mi hora de comida es sagrada, atrás quedaron los tiempos en que embarraba mi escritorio de aguacate por subirme una baguette.

b)      Aprovechar al máximo los fines de semana: Tal vez entre semana me esté quedando menos tiempo para hacer otras cosas, sin embargo, los fines de semana hago que cada momento valga, las convivencias familiares, las salidas de paseo, es decir, aprovecho para hacer un descanso reparador y efectivo.

c)       Llegar a casa con mejor actitud: Es verdad llego tarde, pero qué culpa tiene mi esposa de mi estrés del trabajo, así que cada vez más aunque esté cansado trato de estar un ratito con buena actitud.

d)      Pensar en la recompensa: Todo el conocimiento que estoy adquiriendo en estos momentos nunca lo hubiera aprendido de no haber llegado a este lugar, el día de mañana todas estas experiencias me serán de utilidad para las tareas que tenga que enfrentar y sé que pocos pudieron tener mejor escuela, así que veo este proceso como un nuevo tiempo en mi carrera que dejará excelentes resultados en el futuro.

e)      Aprender a decir mi agenda: De esta forma el director sabe perfectamente el cúmulo de pendientes que tengo por desahogar y de esta forma obtener momentos valiosos para realizar actividades de gabinete.

f)       Aceptar que no puedo hacerlo todo: Esto es fundamental, ya que de otra forma me estaría volviendo literalmente loco, por ejemplo este artículo está saliendo un día después de la fecha en que normalmente publico ¿pasa algo? Nada, ya para la próxima semana me organizaré mejor, ahorita así fue y por eso decidí compartir mi nuevo ritmo de vida.

g)      Organización productiva: Los hábitos de productividad, las rutinas y las anotaciones de próximas acciones son fundamentales para lograr que todo esté siguiendo su curso positivamente, seguir con las bases de la productividad me da la oportunidad de mantener el control de todos los frentes.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La mejor forma de aprender y crecer siempre conlleva un sacrificio y un esfuerzo adicional, cuando aprendes a aceptar que estás listo para recibir las lecciones todo conspira para que ocurra, lo importante es aprender a moldearte con las circunstancias y mantener bien firmes tus hábitos productivos.

 

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos Relacionados

Cambio de área y mi aplicación productiva de GTD

 Sistema para elaborar listas de tareas o acciones 

 Mi aplicación de Autofocus como sistema de Productividad

 

 

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

 

 

One Comment

  1. Mucha suerte en tu nueva andadura Omar. Creo que tu experiencia es un espejo en el que muchos nos vemos reflejados.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *