Pages Navigation Menu

A vivir mejor 9: DESCANSA

Amanecer

El arte del descanso es una parte del arte de trabajar” (John Ernst Steinbeck)

Como ya se los había adelantado en mi artículo anterior, hoy quiero hablarles del descanso y es que para mí es un tema tan interesante como profundo, sobre todo porque cada quien tiene su propia definición del tema.

Desde hace algunos años he aprendido a descansar realmente y es que en mi ignorancia durante mucho tiempo creí que el descanso era pasarme los fines de semana literalmente “echado” sin hacer nada, durmiendo hasta tarde y desvelándome en las noches.

Pues bien, la realidad de las cosas es que un descanso efectivo no es para nada eso, déjenme explicarles porqué.

Lo que me “cansa”

Resulta ser que durante la semana me traslado en mi vehículo por cuando menos dos horas y media al trabajo y a mi casa, en el trabajo paso un promedio de cuando menos ocho horas sentado en mi escritorio, al frente de una computadora o leyendo y analizando documentos.

En muchas ocasiones asisto a diversas reuniones y tengo que estar escuchando algunas exposiciones y tomando datos que después interpreto y analizo, frente a mi computadora.

Durante mi hora de comida dedico algo de tiempo en algunos días para preparar mi blog, si este que ustedes están leyendo aquí y ahora.

En fin, las actividades de mi semana son básicamente de oficina, obviamente lo plasmo como situaciones muy cotidianas para efectos didácticos y de ejemplo, pero mucho de lo que hago resuelve problemas fundamentales de muchas personas y eso me apasiona de mi trabajo, hacer el bien pensando en los demás, por lo que no lo veo nada mal.

A lo que voy es estas actividades me “CANSAN”, hacen que mi cuerpo se agote, y entonces lo que busco es “DES – CANSAR”, es decir, eliminar mi cansancio.

Pero como ya se los dije, en buena medidas mis actividades son sedentarias, ese es mi cansancio, entonces los fines de semana y los días de asueto que tengo para descansar, lo último que hago (ahora) es estar sentado sin hacer nada o frente a una pantalla.

Mi teoría del Descanso

Lo que busco con un descanso adecuado es recargar energías para poder seguir enfocado en mis actividades, pero tengo que hacer algo que sea completamente opuesto a lo que hago normalmente, entonces sigo los siguientes principios, espero que como a mí también te sean de utilidad.

  1. Me duermo temprano y me levanto temprano: Antes un día de descanso significaba dormir hasta muy tarde, ahora aprovecho mis días de descanso desde muy temprana hora, no me la paso acostado sin hacer nada, cuando el mundo todavía duerme me pongo a leer, juego un rato, contemplo el amanecer, disfruto el silencio al lado de mi perrita Tamara, me voy al bosque y medito más tiempo que de costumbre. Las mañanas son momentos perfectos para hacer cosas
  2. Organizo mi descanso: Aunque soy una persona que me gusta ir viendo qué ocurre día a día y a donde me lleva la corriente, la verdad de las cosas es que a veces si hay algunas actividades que planeo de manera específica para mis días de descanso o mejor aún si tengo antojo de algo lo anoto para que no me quede con las ganas para mi siguiente lunes.
  3. No trabajo, ni pienso en mi trabajo: El descanso es eso, trabajo de lunes a viernes y a menos que haya un imponderable de esos una vez cada mil años no trabajo en nada los fines de semana, las únicas veces que sí me aplico mucho es cuando he estado en las últimas semanas previas a lanzar alguno de mis dos libros (Camino al Minimalismo o #SoyProductivo).
  4. Más libre imposible: Durante mi descanso el tiempo es relativo, normalmente cuando descanso, a menos que tenga un compromiso a cierta hora fija, nunca me verán con un reloj, ni tampoco ningún tipo de adorno,
  5. Comodidad al tope: Con relación al punto anterior, si estoy en mi casa, aunque no perdono el baño nunca, la realidad es que si busco estar tan cómodo como sea posible, me gusta la libertad de no traer zapatos, si puedo estar descalzo mejor, si tengo que salir a menos que haya un compromiso formal siempre usaré zapatos cómodos o deportivos.
  6. Desconexión total: Cuando termino mis actividades diarias y me dispongo a descansar siempre me desconecto de todo lo que me rodea para enfocarme en lo importante en mi vida, es decir, difícilmente me verán hablando de temas de trabajo fuera del mismo, viendo cosas en Twitter o haciendo algo del blog, mi vida después de mis horas laborales es para mis gustos (mi familia, mi mascota, mis lecturas, mi meditación, mis cosas) Todo lo demás es lo de menos.
  7. Disfruta del arte de NO HACER NADA: Antes siempre tenía algún compromiso, siempre había algo que hacer y entonces era andar corriendo de un lado para otro sin control, ahora hemos reducido nuestros compromisos, estamos felices contemplando la vida, el bendito arte de No Hacer Nada.
  8. Evito conducir: En la medida de lo posible busco caminar y moverme mucho más a pie en lugar de usar el carro, tal vez parezca contradictorio, pero una de las cosas que más me cansa es conducir así que si lo evito estaré mucho más cómodo y fresco en todo momento.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La verdad de las cosas es que si quieres vivir mejor lo que tienes que hacer es aprender a mantenerte alejado de las cosas que te saturan, aprender a vivir más sencillo y desconectarte de todo lo que realizas comúnmente, una vida mejor es simplemente una vida con más enfoque en lo importante.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

One Comment

  1. Completamente de acuerdo con tu visión, Omar. En esta sociedad del a mil por hora, de la productividad sin medida muchas veces se obvia ese apartado tan importante del “cómo resetear”. Hace un par de años, a raíz de un nivel de ansiedad bastante considerable, me di cuenta de que me había construido a mí misma y me habían construido como un animal de trabajo sin descanso, como una mula que no se permite o, mejor dicho, que no sabe llenar sus huecos libres de vacío. Es sumamente difícil gestionar el tiempo libre orientándolo al objetivo a simple vista tan desobjetivizado de “no hacer nada”; claro que ese no hacer nada sí conlleva hacer mucho: observarte, analizar tu sistema, escuchar aquello que está mal para intentar solventarlo, ofrecer recompensas sensoriales (escuchar música, tocar el mundo, verlo, sentirlo…), disfrutar… Creo que todo parte, como siempre, de una educación carente de inteligencia emocional, que nos va puliendo como simples obreros que deben construir y construir para fuera, en vez de para dentro. Aún hoy en día me produce en ocasiones ansiedad el hecho de no hacer absolutamente nada y, para qué negarlo, hasta culpabilidad, teniendo que argumentar una y otra vez para mis adentros el porqué de ese bien merecido descanso.
    Un saludo desde Galicia, Omar! Es siempre un placer leerte.

Trackbacks/Pingbacks

  1. 11 Ideas para mejorar tu salud | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] A vivir mejor 9: DESCANSA […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>