Pages Navigation Menu

13 cosas que la gente productiva NO hace

 comida-sana-trabajo

A veces es muy complicado entender todo lo que tenemos que hacer para ser una persona más productiva y poder hacer tiempo para lo que es importante en nosotros, entonces una nueva ruta de acción radica en entender aquellas cosas que no deberíamos para poder ser productivos.

En esta ocasión me he puesto a la tarea de realizar un análisis de lo que la gente más productiva que conozco hace para que sus días sean mucho más productivos y así poder ocuparlos en aquellas cosas que les importan, así sea simple y sencillamente sentarse a ver la telenovela de la tarde.

He escrito este artículo con la sana intención de que tengamos un escenario más real de lo que no se tiene que hacer para ser más productivo, entretanto, me viene a la mente la idea de mi gran amigo y mentor Jeroen Sangers, quien en alguna ocasión decía que la productividad se ha inventado no por las personas más “profesionales” sino por aquellos que queremos tener que hacer menos cosas.

Diciéndolo de una manera un poco más personal, más casual, la gente productiva somos los que menos cosas queremos hacer, y las que hacemos es porque realmente son importantes para nosotros, entonces inventamos métodos y estrategias para hacer aquello que realmente importa.

La verdad de las cosas es que la gente productiva es aquella que ha encontrado una mejor forma de vivir haciendo mejor las cosas que realmente tiene que hacer en un tiempo determinado.

 Aquí comparto una lista de las 10 cosas que la gente productiva NO hace:

1. No se pasan horas platicando:

Siempre hay momentos para todo, sin embargo la gente productiva sabe qué tiene que hacer en cada situación, diversión al máximo, descanso que recargue verdaderamente energías, pero cuando se trata de trabajar, lo mejor es empezar lo más pronto posible y a menos que sea para algo importante la plática puede esperar.

2. No hacen todo lo que les llega a las manos:

La gente verdaderamente productiva atiende lo que realmente es importante y que sólo pueden hacer ellos mismos, lo que no es verdaderamente necesario o no aporta nada a sus metas bien definidas.

3. No se están quejando de aquellas cosas que si tienen que hacer:

 ¿Cuánto tiempo podemos perder quejándonos por aquello que si tenemos que hacer? Pues ese mismo tiempo, las personas productivas lo destinan a planear o a iniciar la actividad que les fastidia el tiempo, claro una vez que han analizado si es algo que realmente tendrían que hacer…

4. No trabajan los días de descanso:

 Una persona que se jacte de ser productiva sabe que su descanso es sagrado, el descanso para ellos es la recompensa perfecta por haber realizado las cosas que tenían que hacer, entonces disfrutan la desconexión y los momentos de ocio.

5. No dejan de tomar sus alimentos:

Con mucha relación al punto anterior, la persona productiva toma pausas suficientes para comer y disfruta de ese momento, porque saben que necesitan recuperar energías para seguir sus actividades y también desprenderse por ese rato de su escritorio o de su lugar de trabajo.

6. No descuidan su salud:

La productividad es una herramienta que nos ayuda a reducir y poco a poco eliminar el estrés de nuestras vidas, todo esto mediante el análisis situacional de las cosas que no se pueden cambiar, pero por lo mismo, su salud es sumamente importante para ellos.

7. No desperdician los momentos increíbles:

En contra de la falsa idea que una persona productiva tiene que vivir esclavizado a su silla y no hacer otra cosa que trabajar, la gente productiva no se pierde los momentos y experiencia que le dan sentido a su vida, de esta forma van encontrando el equilibrio para ser cada día mejores.

8. No tratan de acordarse de aquellas cosas que tienen que hacer:

La gente productiva apunta todo, sabe que su cerebro sirve para crear no para recordar, entienden que si buscan recordar todas las actividades que tienen que hacer entonces la parte creativa quedará saturada, por lo que llevan listas de tareas y anotan todo lo que les viene a la mente.

9. No dejan de prepararse en las cosas que necesitan saber:

La gente productiva estudia, les gusta saber, experimentar y encontrar siempre los mejores caminos para poder hacer mejor las cosas y vivir mejor.

10. No se permiten delegar la supervisión:

Una persona productiva sabe lo que son sus responsabilidades, y una de las cosas más importantes para él es que puede delegar muchas actividades, pero no dejarán de supervisar el resultado del trabajo que deleguen.

11. No dejan todo al último:

Las personas productivas saben perfectamente que una correcta planeación les va a permitir vivir sin estrés y haciendo todo lo que les corresponde de manera ordenada, por lo que nunca van a “darse el lujo” de dejar las cosas hasta el último.

12. No olvidan sus compromisos:

Una persona productiva sabe que debe gestionar adecuadamente su agenda para no empalmar sus compromisos y menos olvidarlos, para ellos la puntualidad y la formalidad son importantes, porque si están atendiendo un compromiso es porque lo consideran verdaderamente importante.

13. No dejan de ser buenos compañeros:

El hecho de que una persona se enfoque en hacer sus cosas y se dé cuenta que puede trabajar mejor eliminando las distracciones no los vuelven personas ajenas al mundo que los rodea, por el contrario una persona que se jacta de ser realmente productiva, siempre tiene buena actitud para con los demás, y si le das oportunidad no dudaré en ayudarte.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Buscar ser parte del selecto grupo de Gente productiva te permitirá hacer mejor las cosas y encontrarte con la posibilidad de vivir mejor, sigue intentándolo, no te cuesta nada.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

10 Comments

  1. El soporte y mantenimiento se basan en contar con personas proactivas que le den ese empujon a una empresa. El personal es vital y por ello una selección debe ser basada en lo que un empleado puede aportar a una empresa para mutuamente beneficiarse.

    • Hola Juanka,

      Mil gracias por tu comentario.

      Saludos

      Omar

  2. Primo está buenísimo este articulo! tenía mucho que no podía leer tu blog! pero me gustó mucho. Muchas gracias por publicar estos articulos tan buenos

    • Primo,

      Mil gracias por tus palabras, me llena de gusto tener la oportunidad de escribir y de poder transmitir algunas ideas, te agradezco mucho y siempre que tengas dudas, aquí estoy para ayudarte.

      Un gran abrazo.

      Omar Carreño

  3. Me gustan todos los consejos. El que más necesito aplicarme yo es el de no delegar la supervisión. No había pensado en ello pero me parece muy bueno.

    • Mi estimado Iván,

      Mil gracias por tus palabras, la verdad me gustaría profundizar en ese tema, cuéntame ¿qué es lo que te ocurre al respecto?

      Te mando un abrazo, espero tu respuesta.

      Omar Carreño

  4. Muy cierto, ¡me encantó tu post!

    • Hola Miguel,

      Mil gracias por tu comentario, siempre feliz de recibir ese tipo de palabras.

      Saludos

      Omar Carreño

  5. Hola Omar, me gustó mucho tu artículo 🙂 Ser productivo no significa ser workoholico sino saber qué es lo que hacemos.
    ¡Saludos!

    • Hola Mónica,

      Mil gracias por tu comentario, tienes toda la razón, la productividad es exactamente saber lo que hacemos y porqué lo hacemos, simplemente tratar de mantener nuestros mejores hábitos para hacer mejor las cosas…

      Te mando un gran saludo.

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *