Pages Navigation Menu

¿Ser rico o feliz?

 Tras la obtención del merecido título de campeón del Mundo de la selección Española ante su similar de Holanda (Países Bajos) dio fin a uno de los eventos deportivos más importantes de la década que empieza, el mundial de fútbol celebrado en Sudáfrica.

 

De los distintos programas que informan sobre el avance de las actividades del mundial, encontré una información que no dejó de darme vueltas durante toda la justa mundialista y es que a pesar de los altos índices de pobreza que existen en ese país, las enfermedades que los afectan y la situación política en la que vivió por muchos años, su gente es considerada de la más feliz en todo el mundo.

 Este tema me hizo reflexionar en varias cosas que muchas veces tenemos todos en mente, ¿la riqueza trae consigo la felicidad? Posiblemente si, no lo sé, no soy millonario como para decirlo, pero si sé que es verdad que en ocasiones creemos  que teniendo todo el dinero de Carlos Slim, seríamos inconmensurablemente felices, y tal vez esto no sea totalmente cierto.

 Considero importante hacer un análisis realista y concienzudo referente a lo que queremos de nuestra vida, volver a priorizar nuestros objetivos con base a lo que de manera palpable podemos realizar, cómo lo realizaríamos, cuánto tiempo nos costaría y qué estamos dispuestos a sacrificar por ello.

 Si el resultado no implica afectar nuestra felicidad, entonces es lo más cercano a lo que nosotros necesitamos, si al contrario los bienes que podemos adquirir, son los que nos otorgan la felicidad, entonces debemos hacer que nuestro entorno se ponga en marcha para lograr ese objetivo de manera más eficiente.

 Ahora bien yo no creo que ni la riqueza ni la felicidad estén peleadas la una con la otra, sólo creo que lo más importante es mantener una tranquilidad emocional, teniendo el debido cuidado del dinero y buscar cada día en todo lo que hago regalarme un momento de felicidad. Para mí la vida se compone de momentos y de situaciones que generan un recuerdo, en donde se va acumulando el balance idóneo.

 El balance idóneo sería entonces tener lo suficiente para llevar una vida tranquila y valorar cada uno de los momentos que generar un recuerdo feliz, eso es lo que vale la pena en la vida, cubrir nuestras expectativas con base a los deseos reales de aquello que necesitamos y encontrarnos plenamente convencidos de que al momento de partir podamos decir me siento pleno.

 Alguna vez leí un correo que decía algo más o menos así: “Hay quienes trabajan como locos desperdiciando su salud para obtener dinero, para después gastarse ese dinero en recuperar su salud”.

 Los invito a comentar ¿qué es prioritario en su vida? ¿Ser Rico o Feliz?

 Mi Análisis Realista del día de hoy es: La Vida antepone muchos retos a un destino previamente establecido, es primordial aprender a buscar la felicidad en todo lo que hacemos.

 Omar Carreño

21 Comments

  1. Hola Omar.
    Yo busco ante todo ser feliz. Es mi deseo continuo y lo consigo, haciendo un repaso de mi vida, puedo decir que la mayor parte del tiempo he sido y soy muy feliz.

    Lo de ser rica puede que esté bien, de todos modos me bastaría con ser libre financieramente, manteniendo mi felicidad actual, así podría dedicar mi tiempo a lo que más feliz me hace.

    Un saludo, de una española más contenta que unas pascuas desde que ayer ganamos el mundial.

    Somos Campeones.

    • Hola Inma,

      ¡Fíjate qué buena forma en la que comienzas! Yo creo que debí hacerles más caso a mis papás en muchas cosas, no agobiarme tanto por otras y pudiera haber dicho lo mismo, pero te puedo decir que ahora sí me siento mucho más feliz.

      Coincido contigo en que a mí también me bastaría con sentirme libre y tranquilo financieramente, creo que es como todo hábito o proceso, tiene una serie de pasos que se deben cubrir.

      Y Mil Felicidades por el triunfo, aquí en México yo lo celebré como si hubiera sido mi selección, por la gran afinidad que siento con los españoles.

      Saludos y Mil Gracias por tu comentario

      Omar Carreño

  2. ¡Hola introspectivo amigo!

    Si algo he descubierto en los últimos años, es que la felicidad no depende de lo material.

    En mi caso, la felicidad radica en mi relación con Dios, mi familiay conmigo mismo.

    Vivimos en tiempos en que se pone un enfasis exagerado a lo material, y eso llega a ser un lazo y una trampa, porque como señalas, dejamos lo importante por lo material.

    Les dejo una sola cita Eclesiastes 7:12 para que se considere.

    ¡Saludos soñodores del mundo!

    • Mi querido Amigo,

      Desde que revisé tu comentario, realicé al instante la consulta de la cita que señala, misma que me dejó sumamente reflexivo y que me permito transcribir a continuación:

      7:12 Porque estar a la sombra de la sabiduría
      es como estar a la sombra del dinero,
      y la ventaja de la ciencia
      es que la sabiduría hace vivir al que la posee.

      En verdad comparto mucho lo que piensas sobre la realidad de lo material, poco a poco, vamos viendo cómo se prioriza en base a lo material, sin embargo el día de que rindamos cuentas eso no pasa por la lista que se habrá de revisar.

      Mil Gracias por tan profunda reflexión amigo.

      Saludos

      Omar Carreño

  3. Primo,

    Yo pienso que el ser feliz, implica no solo la riqueza económica, sino la fortuna al tener amigos, familiares y personas que se encuentran al pendiente de nosotros.

    El tener una riqueza económica en ocasiones involucra ponerle mayor atención al trabajo, que a las cosas o personas que podrían hacernos la vida feliz y placentera. Y lo más importante es tener con quien compartir nuestra riqueza.

    Yo creo que ante todo tenemos que buscar un equilibrio tanto con la riqueza como en la felicidad… Considerar que es lo más importante para nosotros en ese momento y priorizar.

    Saludos Primo y un abrazo

    • Hola Prima,

      Me da mucho gusto recibir tu comentario, y como bien dices tú y los demás comentaristas, la fortuna real es personal y enfocada a las personas que tenemos a nuestro alrededor.

      Yo también creo que la riqueza espiritual, cultural, social y personal es mucho más valiosa que la económica, pero también es necesario un equilibrio que permita un balance proporcional a las necesidades que se tienen.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Omar Carreño

  4. Riqueza o felicidad, un tema bastante difícil de enfrentar…pero no sé quizá sea un mito, cada quien es feliz desde su perspectiva, en la manera que le han enseñado qué es la felicidad…en este mundo material es complejo no deslumbrarse con los objetos y sentirnos socialmente aceptables por tener “x” marca grabada en la ropa o un auto deportivo…además hay que dilucidar quien realmente somos, ya que vivimos en un mundo paralelo en una dimensión que pocos conocemos, realmente somos iguales en todas partes, en lo personal creo que tenemos diferentes “yo” y que depende del momento para despertalos y más viviendo en un país tan politizado como el nuestro y a veces uno no se siente libre de ser quien realmente es…por otro lado pudiera tener un significado de sumisión, ya que la iglesia católica dice “de los pobres será el reino de los cielos” eso es falso, es más un medio para mantener los grupos de poder en la cima…la riqueza o felicidad, pues es algo incierto en el interior de nosotros…

    • Hola Rogelio,

      ¡Qué interesante reflexión! Ya que has abarcado muchos de los aspectos que conllevan a la realidad de los distintos y negativos enfoques que puede tener el discrepar entre uno y otro estilo social.

      Creo que tienes razón, todo está determinado por la forma en que podamos definir en nuestro interior la felicidad.

      Saludos y mil Gracias por tu comentario

      Omar Carreño

  5. Hola omar,
    Pues particularmente si me hicieran esa pregunta, yo responderia la riqueza, ¿Porque?, al parecer cuando se menciona la palabra riqueza la mayoría de las personas piensan en dinero, lujos, autos, etc y creo que es lo último que debe significar riqueza; como decian más arriba hay riqueza espiritual, cultural, física, material, entre otros.

    La riqueza que tengas proviene de tu día a día, de que tanto disfrutas a tus amigos; tu familia; si contemplas un amanecer, un atardecer, el cielo cuando llueve, el sol, la luna, etc; o si quizas vives enamorado de la vida o de alguien especial.

    La felicidad radica en que tanta riqueza tengas en tu vida, mientras más rico se sienta uno, más feliz será.

    Un Saludo

    • Mi querido José,

      ¡Qué reflexión tan generosa! Has enriquecido enormemente esta entrada con estas ideas y es que es verdad tal vez el término que ocupé de riqueza no es el mejor, pues la riqueza la hacemos nosotros mismos y como en el ejemplo que di en la misma entrada creo que la riqueza que tienen los sudáfricanos es precisamente la de lograr tener una vida en armonía consigo mismos.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos

      Omar Carreño

  6. Riqueza…
    Como bien dicen, uno se enriquece al conocerse, saber de sus carencias (espirituales, físicas, etc) y ver en otros el valor que pueden aportar a tu vida…
    Aunque no creo que no hayamos personas que no querramos tener dinero y poder en este mundo, es parte de nuestra naturaleza…

    • Rogelio,

      Coincido contigo en que siempre habrá deseos por obtener muchos más ingresos, sin embargo, también he aprendido que cuando uno se va de esta vida terrenal nada de eso te llevas, entonces el punto para mí es mantener una estabilidad emocional que me permita disfrutar la vida cada día, para lo cual obviamente necesito dinero y siempre estar enfocado en lo que necesito para llevar a buen término mis necesidades.

      Con lo que quiero decir que para estar también tranquilo emocionalmente necesito tener dinero pues es parte del mismo círculo.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Omar Carreño

  7. Omar, en este caso prefiero la “y” que la “o”.
    Los extremos son malos pero en general creo que tenemos una mala relación con el dinero, la riqueza, no sé si es miedo, timidez o falta de congruencia pero a casi nadie le gusta admitir abiertamente que le gusta y goza del dinero para no ser visto como “materialista”.
    Si bien el dinero no compra la felicidad, si la mayoría de las cosas. Creo que a veces justificamos esa mala relación con los bienes materiales con frases como: “pero tenemos salud” o “qué bueno que nosotros no tenemos dinero, ya ves los problemas que trae”
    Todos los gobiernos siempre tratan de combatir la pobreza….porqué no en lugar de combatirla vemos lo que genera riqueza… no será mejor crear ricos que evitar pobres?
    La mayoría de la gente pide trabajo, no dinero, hay mucha gente que le teme a ponerle un precio adecuado a su trabajo.
    Tenemos que aprender a cobrar bien y a gastar mejor, y a hacernos amigos y cómplices de la riqueza.
    Por otro lado, decía mi abualo “compra como rico y ahorrarás como pobre”.
    No escatimemeos en comprar los mejores zapatos que podamos (por ejemplo) o el mejor traje a nuestro alcance.
    En fin,como es costumbre, muy padre el tema elegido! Suficiente para largas charlas…
    Un abrazo
    JR

    • Mi estimado Jorge,

      Me parece muy interesante tu comentario, pues coincido mucho en varias cosas, yo sí creo que se pueden tener las dos cosas y que la una no está peleada con la otra, mientras que el “precio” que haya que pagar por obtenerlo no te prive de hacer las cosas que te hacen feliz, por lo que yo me quedo con la idea del balance perfecto en cuanto a que todo lo que hagas te encamine a la felicidad y para mí igual de importante es la tranquilidad.

      La tranquilidad me la da el no tener deudas negativas, o al menos poder pagar las que ya he adquirido, tener control y cuidado del dinero para mí es una cuestión sumamente importante, pues el poder dormir tranquilo todas las noches no tiene precio.

      Coincido contigo en cuanto a que hay que aprender a “gastar mejor” que entiendo que no es lo mismo que mucho e indiscriminadamente, sino hacer compras consciente de las mismas y de buena calidad.

      Mil Gracias por el comentario amigo,

      Saludos

      Omar Carreño

  8. Hay un dicho que dice:
    “El dinero no hace la felicidad, la compra hecha”
    Al final cada cual ha trabajado muy duro para poder trascender en este mundo y debemos de buscar lo que valemos y merecemos, sin quitarle nada a nadie (lo cual no se cumple).
    Bajo los conceptos sociológicos modernos, la clase media en este caso muchos de los egresados de las universidades, al final somos auxiliares de la explotación de los de abajo y a su vez hay gente por encima de nosotros y el círculo sigue…para que yo tenga ciertos privilegios en el sistema debo de estarle quitando algo a alguien…

    • Mi estimado Rogelio,

      Creo entender a qué te refieres, definitivamente existen muchos bienes materiales que nos pueden hacer la vida más fácil y sobre todo darnos esa plenitud y comodidad que nos ayuda en muchas cosas que hacemos todos los días, es innegable que el obtener una determinada retribución por lo que trabajamos, nos hace merecedores a ciertas recompensas que resultan placenteras, aquí el punto para mí es siempre mantener el equilibrio a efecto de disfrutar mucho más lo que podemos pagar en determinado momento.

      Considero que siempre tendrán que existir esos círculos con la finalidad de poder mantener un equilibrio en el mundo, pues cada quien es merecedor a lo que tiene en base al trabajo y la preparación realizada, la verdad es que el sentido comunista de las sociedad no lograron acreditar su justo valor en su momento y por lo mismo todos se tornaron en la apreciación capitalista.

      Mil Gracias por tu comentario, muy atinado y que da lugar a una profunda reflexión.

      Saludos

      Omar Carreño

  9. Omar,
    Como bien dices el comunismo ha sido poco atinado y nunca ha existido como un medio para equilibrar a las sociedades; por otro lado, es difícil obtener lo que merecemos cuando hay tanta lucha por el poder y la acumulación de la riqueza.
    El capitalismo solo refleja nuestra propia naturaleza destructiva.

    • Mi estimado Rogelio,

      En definitiva es imposible creer la forma en la que se distribuye la riqueza, pues es increíble vivir en un país donde está uno de los principales generadores de riqueza del mundo y a la vez que tengamos también tan altos índices de pobreza extrema en nuestro país.

      No nos queda más que poner lo mejor de nuestra parte para lograr nuestros objetivos y hacer un cambio sustancial en las cosas.

      Saludos

      Omar Carreño

  10. Alguien dijo: “Con un poco de dinero podríamos eliminar algunos problemas, pero con mucho lo generariamos”

    • Hola Maggo,

      Me ha parecido muy interesante la frase que nos brindas, pues considero que no siempre estamos enfocados en lo que realmente queremos y nos dificulta saber si el volvernos ricos es lo que nos brindará nuestra verdadera felicidad.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Omar Carreño

  11. Que tal Omar,

    Interesante reflexion, estoy de acuerdo en que el dinero no compra la felicidad, pero estamos hablando de dos cosas distintas, el dinero no es para eso, el dinero es para cubrir necesidades básicas, y solo si, podemos organizar de manera inteligente ese recurso, deberíamos usarlo para otras cosas.

    Uno puede ser feliz o infeliz con mucho, poco o sin dinero.

    Te comento que en mi experiencia, siempre hay dos extremos:

    Cuando creemos que nuestra felicidad depende del dinero y compramos y compramos y compramos hasta que estamos ahogados en deudas o nos acabamos el dinero.
    Y cuando satanizamos el dinero, echándole la culpa de todos nuestros problemas a este.

    Yo se que hablar de estos temas es como hablar de religion, politica o futbol, pero ahi te dejo mi granito de arena, saludos y un abrazo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>