Pages Navigation Menu

¿Cuántas cosas necesitas?

Desde mi concepción minimalista de las cosas, muchas veces tengo más de lo que necesito, muchos libros que leer, muchas aplicaciones que usar, muchas canciones que escuchar, mucha ropa que vestir, etc.

Poco a poco he ido depurando y siendo honesto conmigo mismo he logrado usar menos cosas cada vez, ahora enfoco mi atención en ciertos dispositivos donde concentro todo, pero eso también constituye un apego material a los mismos, por lo que he ido valorando ¿Cuántas cosas necesito realmente?

Honestamente cada vez que veo algo que no tiene una utilidad empiezo a valorar la necesidad de que siga entre mis pertenencias, pero lo más importante es que racionalizo cada cosa que poseo sin ser demasiado extremista, haciendo un balance real que me permita seguir depurando y la verdad es que cada vez hay menos cosas que puedo llegar a necesitar.

Pero ¿Cómo llegué a este punto? La verdad no fue fácil, desprenderte de un recuerdo cuesta mucho trabajo, hacer de lado algo que pensaba que tendría que estar a mi lado para siempre, pero la verdadera aspiración minimalista radica en la sensación de libertad que te da el poder enfocarte en lo que te da encontrarle sentido a tu vida.

Por ejemplo una de las cosas que a mi me hace más feliz es poder compartir estas ideas en el blog, mostrar mi progreso e ir enseñando a otros cómo al vivir con menos cosas estamos dejando espacio para disfrutar los momentos y encontrarnos a nosotros mismos como personas, lo cual en estos tiempos resulta sumamente complejo si vemos que todo está tan saturado de mercadotecnia y publicidad para decirnos que necesitamos ciertas cosas para vivir.

No con esto quiero decir que debamos tener una cierta y determinada cantidad de cosas, o deshacernos de todo lo que representa algo para nosotros, pero la realidad de las cosas es que no somos precisamente lo que tenemos, en el momento en que logramos canalizar esto como un principio real de nuestra vida, estaremos avanzando.

Y viene de nuevo la pregunta ¿Cuántas cosas necesitamos? Simplemente aquellas que nos ayudan a desarrollar nuestros sueños, las que nos permiten crecer constantemente, las que nos ayudan a saber quienes somos y las que nos dejan relacionarnos adecuadamente en nuestro círculo social.

En mi caso reconozco que yo necesito trajes y corbatas para desarrollar mi trabajo, esa norma social me obliga a usarlo, pues soy abogado, y en donde presto mis servicios es convencionalismo que vista de esa forma.

Pero me he ido dando cuenta poco a poco que todo tiene un porqué, que las cosas que nos identifican y nos muestran quienes somos realmente no se cuentan por el número de cosas que poseemos, sino por la calidad de personas que queremos llegar a ser y el legado que nos gustaría dejar. Esa es la importancia de la vida y de ahí que podamos realmente discernir ¿Cuántas cosas necesitamos?

Podemos existir de una forma en la que acumulemos pertenencias y pensemos que algún día alguien va a heredarlas, o peor aún que las tendremos por si acaso algún día las ocupamos, pero la realidad es que lo que importa es que tan felices somos y qué calidad de vida queremos tener.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Vivir preocupados de las cosas que necesitamos no es precisamente el camino hacia la libertad y darle sentido a nuestra existencia, teniendo lo justo estaremos en posibilidad de enfocarnos en lo realmente importante, de esta forma si puedes obtener estos beneficios.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Empieza por un cajón

Consumidor Minimalista

Cómo iniciar en el Minimalismo

Minimalismo: No se trata sólo de pertenencias materiales

Ubicando “Cada cosa en su lugar”

Fotografía de Stock.XCHNG

12 Comments

  1. Hola Omar,

    Tienes mucha razón. Enfocarnos en las cosas no nos va a reportar mas felicidad. Si es cierto que yo no tengo todo lo que me gustaría y si lo pudiera tener es posible que mi forma de pensar fuera otra.

    Cuando veo como viven las personas que tienen una situación económica muy privilegiada me doy cuenta que me gustaría poder ir a comprar lo que me apeteciera sin mirar el precio que tiene.

    Eso tampoco creo que sea malo, me parece que querer mas y mejor es parte de nuestra naturaleza. El problema creo que está en confundir que al tener estas cosas seremos mas felices.

    La felicidad no está en las cosas que acumulas, está en ti mismo y para ser feliz lo que necesitas es enfocarte cada día en serlo.

    Mi máxima es ser feliz ante todo y no lo relaciono con tener o no tener algo. Yo soy feliz.

    Un abrazo,

    Inma.

    • Hola Inma,

      Creo que tocas un tema sumamente importante, ¿Qué tanto es realmente parte de nuestra naturaleza poder tener más y mejor? Sinceramente no soy una persona a la que le falten ambiciones, pero como tú bien sabes todo es parte de un proceso.

      Mi prioridad está en encontrar mi total y absoluta felicidad al lado de la gente que quiero, enfocado en lo que me hace feliz y sentir que puedo encontrar el camino adecuado para mi.

      Yo siempre disfruto de lo que manifiestas y en verdad es un gusto enorme tenerte por aquí. Sigo con gusto tus principios para encontrar la felicidad.

      Te mando un gran saludo,

      Omar Carreño

  2. Hola Omar.
    Como mencionas, hay cosas que son difíciles de deshacerse, quizá porque alguien especial te la dio, o quizá lo recibiste por alguna ocasión o fecha especial, o porque esa personas ya no esta contigo. De lo que me he dado cuenta es que con el tiempo eso me ha dejado de importar y he optado por guardar solo el recuerdo de esa persona u ocasión especial y deshacerme de lo material. Hasta el álbum de fotos ha reducido considerablemente.
    Apenas a finales del año, cosas que guardaba de mi hijo para cuando mis sobrinos tuvieran edad de disfrutarlos, descubrí que las guarde en vano, como libros, películas y juguetes, y preferimos donarlos a una guardería, y ahí si que le han sacado provecho. Y esto me hace muy feliz.
    ¿Cuántas cosas necesito? no sé, pero ahora antes de consumir algo me pregunto ¿De verdad LO NECESITO?
    Un abrazo!

    • Hola Astrid,

      En verdad me siento muy contento por ti, hay tantas formas de disfrutar de los recuerdos y de las cosas que llevamos dentro, fíjate que yo trato de hacerme un espacio para la reflexión meditando un poquito y tengo la costumbre de anotar muchas cosas, hasta creo que me gustaría llevar un diario para ir acumulando los recuerdos que llevo, pero nuevamente sería acumular u obligarme a hacer algo, por eso es que no lo hago, pero en verdad hay muchas experiencias que nuestra mente puede acumular y si aprendemos a organizar estas ideas entonces tendremos un cúmulo de buenos recuerdos.

      Y de las cosas que donaste ¿Te das cuenta de cuanto bien has hecho? Las cosas existen para usarse y no para tenerse guardadas.

      Este ejercicio que nos señalas es verdaderamente útil al momento de aplicar el consumo racional, normalmente muchas cosas no las necesitamos y basta darnos cuenta de ello al momento de empezar a pensar en lo que ya tenemos.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. ¡Hola desprendido Omar!

    No son muchas las cosas que necesitamos pero si son muchas las cosas que deseamos.

    El dinero, y lo que se consigue con el, son solo herramientas para tener las cosas más importaqntes: alimento, techo y ropa. No se trata de llevar una vida de carencias y de satanizar las cosas materiales, si no de encontrar el equilibrio justo en la vida y que respete nuestro entorno.

    ¡Abrazos de su camarón del Pacífico!

    • Hola Ricardo,

      En verdad esa marcada diferencia entre deseo, necesidad y hasta la urgencia es lo que nos abre un panorama real de cómo debemos organizar nuestras pertenencias.

      A quien no la ha pasado que por hacerse de algo que deseaba, se gastó el dinero para cuando llegó una urgencia, conozco muchos ejemplos al respecto.

      Creo que tienes razón no se tiene que satanizar las cosas materiales, sino de aprender a reconocer que se puede tener menos y mejor.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Hola Omar.

    Me gustó mucho el post. La pregunta me parece muy exacta, pertinente, y para reflexionar mucho.

    Recuerdo como hace algún tiempo alguien me dijo, “yo valgo mucho, mira todo lo que tengo, haciendo referencia a sus propiedades y cosas.”. Y la verdad me dejó pensando mucho sobre como es bien triste que muchas veces el valor de alguien se mida por lo que tenga.

    Aunque la tendencia actual es la de acumular debemos esforzarnos por concentrarnos en lo importante de la vida ,porque las cosas de un momento a otro podemos perderlas, pero las experiencias nos duran toda la vida, y nuestro legado, aún más allá de nuestra muerte.

    Cuando va cambiando nuestra forma de pensar, lo demás viene por si solo. En mi caso he emilinado muchas cosas que antes era imposible siquiera pensar.

    Muy buen post amigo.

    Saludos.

    • Hola mi querido Saeed,

      La verdad es que eso es tan triste y lo peor es que es tan real, mucha gente valora mucho más lo que tiene que lo que es realmente, me recuerda aquella frase tan trillada que dice “¿Cuánto tienes cuánto vales?”.

      En diversos sentidos hemos perdido muchos elementos de razón al respecto, hoy creo que si bien necesitamos de cosas para desarrollar nuestras actividades, no siempre todo lo que acumulamos nos es necesario y eso es lo que tiene que salir.

      Me siento sumamente orgulloso por ti, ya que recuerdo que antes me decías que no te pasaba siquiera por la cabeza hacer algo así, pero mírate ahora.

      Te mando un gran abrazo mi querido amigo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. Estimado Omar

    He leído tu articulo y me parece muy importante el fondo de esto y es lo que trato de enseñarles a mis hijas; que por mas dinero que se pueda tener debe ser uno en primera instancia educado y ordenado con las cosas que se adquieren ya que estamos rodeados de un gran consumismo y lo importante se vuelve la cantidad de cosas que se tienen y el valor de las mismas.
    Creo que debe uno valorar que es lo que uno necesita y lo que lo hace sentir a uno feliz y satisfecho, si después de esto nos queda mas dinero pues la idea de contribuir y ayudar a otros es sumamente motivador y como dice tu articulo, contribuye con la sociedad, hace uno el bien y no lo desperdiciamos en cosas que no tienen sentido.

    Gracias

    • Hola Eduardo,

      Primero que nada quiero darte la bienvenida a este blog Análisis Realista, siempre me da gusto leer experiencias como la tuya y espero que disfrutes mucho la lectura aquí.

      Me impresionó tu forma de interpretar el artículo, en verdad es sumamente gratificante encontrar este tipo de ideas, me llena de emoción que hagas ver a tus hijas este tipo de conceptos y la verdad es una muy buena herramienta para su futuro.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. Hola Omar :

    Es muy cierto lo que dices Yo hace tiempo te puedo decir que era asi compraba cuanta cosas nueva salía hasta que comprendí que no se necesita mas , eses creencia que nos han hecho de pensar que si no traemos lo ultimo lo mas rapido estamos atrasados o somos como que raros no lo dicen de una manera tan sutil que se incrusta en el inconsciente que es algo que hacemos que ni siquiera nos damos cuenta , tengo un iPad 1 y sinceramente no necesito ni el iPad 2 ni el iPad 3 para que sea un poquito mas rapido como si eso me hiciera disfrutar mas la lectura de tu blog no creo que sea asi.

    Es muy grato ver que hay bloggs como el tuyo que tienen esta parte de consciencia y que esperemos que sigan creciendo mas paginas así es muy valiosa tu labor por lo cual te agradezco que nos compartas estas ideas que sirven de mucho.

    Una sugerencia me gustaria que hablaras tambien del sentido ecológico , de tambien es bueno dejar ese consumismo por que contaminamos menos , creo que el cambio para revertir el cambio climático esta en todos , todos podemos hacer la diferencia .

    Por que en un futuro de que van a servir muchas cosas , como el que se sea productivo, se sea millonario, le vayas a tal o cual equipo , le vayas a cual o tal partido , seas de esta o de otra religión si no va haber mundo para que pueda haber estas diferencias.

    Saludos excelente blogg

    • Hola Axel,

      Primero que nada quiero decirte que disfruto mucho de recibir comentario como el tuyo, en los que encuentro coincidencias importantes con personas valiosas como tú.

      La verdad si yo me reconozco como un ex-consumista y ex-materialista, cada vez es menos el apego que tengo por ciertas cosas, me voy dando cuenta de qué sería lo único que yo necesito y me doy cuenta que la verdad hay muy pocas cosas. De manera consistente te puedo decir que si la lectura no va a dejar nunca de ser un mal vicio para mí, ya que a veces emprendo un libro y me brinco a otro para luego regresar al primero, pero ahí voy tratando de corregir también eso.

      En cuanto a tu propuesta, fíjate que si lo voy a hacer, es una parte obscura la cuestión ecológica, pues aunque nada nos cuesta hacerle caso, simple y sencillamente seguimos pensando que como el de enfrente no lo hace, porqué lo tengo que hacer yo. Esa actitud es la que nos está acabando como planeta.

      Y me voy más allá, primero debemos de cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente, enfocarla adecuadamente, pero siempre pensando también en el mundo que nos rodea, porque esa es la verdadera razón para estar bien.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Me has dado muchas buenas ideas.

      Saludos,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>