Pages Navigation Menu

¡Ay Necedades!

¡Feliz con mi tercer post a petición! Ahora con el tema ¿Qué hacer cuando se es necio y no queremos entender? De inicio ya con el título entramos bien, porque ya reconocemos que somos necios, el problema es cuando somos necios y ni siquiera lo aceptamos porque ahí es más difícil.

¿Quién es necio? Todo aquel que a pesar de no tener la razón trata de imponer su voluntad sobre la de los demás actuando fuera de toda lógica; las personas necias, tercas u obstinadas (utilizo sinónimos para no excluir a nadie) difícilmente aceptan estar equivocadas y aún cuando se les demuestre el error se mantienen en él pues esa es su forma de entender las cosas.

He mencionado en este blog que todo cambio es para mejorar, si aceptamos ser necios entonces tenemos una actitud para cambiar, ¿por qué? Porque es más fácil intentar abrirnos a lo que piensan los demás, aprender a negociar y obtener resultados positivos, que vivir discutiendo y haciendo cosas por el simple hecho de querer tener la razón siempre.

El no tener siempre la razón en todo no es malo, es parte del proceso de aprendizaje y madurez, nos permite escuchar mejor a los demás, sentirnos más cómodos y conocer a la gente.

El no querer entender es el deseo de mantener nuestro pensamiento dentro de lo que consideramos correcto o de lo que nos agrada o conviene, pero nunca está de más escuchar un buen consejo.

De inicio no es tan fácil detectar nuestros defectos, pero si en el día a día, vamos identificando que hemos hecho algo mal, en ese momento, debemos calmarnos y decir, “Sé que necesito erradicar esta conducta”, tomar un respiro y analizar ¿Qué nos llevó a realizar determinada conducta negativa?

Siempre hay indicativos que debemos tomar en cuenta, y como explicaba en días pasados podemos estar mal con todo el mundo, sin embargo nunca nos vamos a poder engañar a nosotros mismos.

Va mi experiencia, normalmente no me gusta que me digan qué hacer; sin embargo he aprendido que existe gente que ha recorrido el camino mucho antes que yo, que tiene más experiencia que yo y que normalmente si sugieren algo no es por molestar.

No es por nada, pero es raro que mi esposa (desde novios) me sugiera algo y eso no pase, no sé, no creo que tenga súper poderes, sin embargo pasa, va un ejemplo en una conversación típica:

Día Normal

Ella: “Nos invitaron a tal lado, ¡Vamos! ¿no? Se pone muy bien y sé que te va a encantar

Yo: “MMM, no se me antoja, luego vemos ¿no? Es que no tengo ganas

Ella: “Bueno

(Luego)

Ella: “Entonces, ¿Vamos a tal lado?”

Yo: “Bueno, pero sé que no me lo voy a pasar bien eh. (Enojado)”

Ella: “No seas necio, en serio te va a encantar

Yo: “Pues ya dije que sí ¿no? Vamos pues…

(Durante Tal Lado)

Yo: “¡No inventes Amor, es el mejor tal lado en el que he estado!

Ella: “¿Ya ves? ¡Y tú qué no querías venir!

(Después de Tal Lado)

Yo: “Amor, ¡Mil Gracias por traerme a Tal Lado! ¡Me la pasé de maravilla! Además todos súper buena onda y por primera vez hice tal cosa

Ella: “Te dije, pero eres NECIO

Yo: “GRRRR

Ejemplo claro, ¿no? Y en serio tenemos como mil “tales lados” en los que me he sentido genial, he aprendido a disfrutar mucho más la vida gracias a ella, pero aún me cuesta mucho trabajo que me digan qué hacer, soy necio, pero ya lo identifico más fácilmente porque al ceder y aceptar que tal vez no puedo decir a todo que no, he descubierto una mejor forma de disfrutar la vida.

Obviamente debemos aceptar que no podemos ceder ante todo, pero hay formas mucho más sutiles de decir las cosas, no podemos ir en contra de nuestros ideales, nuestros principios, nuestros valores y nuestra educación, hay sí se vale ser tan necio como queramos para no arrepentirnos después, todo se puede mientras mantenga nuestra conciencia tranquila.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: ¿Qué tanto podemos entender si lo que queremos es hacer las cosas bien? ¿Qué tanto nos conviene cerrarnos y no ceder un poco en nuestro beneficio? El dejar lo que nos lastima y aventurarnos a vivir nuevas cosas nos permite crecer siempre un poco más, aprendamos a ser más razonables.

OC

3 Comments

  1. Por lo poco que te conozco creo que mas que sea una persona necia, eres muy analitico y no eres de los que hace las cosas (cualquier cosa) sin pensarlas. Por eso la negacion a hacer algo sin estar planeado, en el fondo podria tomarse como “miedo” al “¿que pasara si?”.

    Omar, te ofrezco una disculpa por hablar de tu persona, pero creo que no eres necio… Un abrazo amigo!

  2. Hola Primo:

    Yo reconozco que en ocasiones, si soy un tanto necia, pero realmente agradezco todo tu apoyo brindado hasta el día de hoy, el darme cuenta que las cosas suceden por algo, y por mucho que yo quiera cambiarlas no está en mí.

    El ser una persona necia, te cierra a poder escuchar lo que te dicen los demás, los amigos te podrán orientar y decir la realidad, pero uno tiene que estar preparado para aceptar la cruda verdad.

    Como tú en algún momento me lo comentaste, hay que luchar por las cosas que realmente valgan la pena…

    Y gracias a tí Primo estoy siendo menos necia, y disfrutando más la vida……

    Un abrazo

    • Prima,

      ¡Qué buena onda que veas así las cosas! Me da gusto estar influyendo un poquito en lo que vives y haces a través de las palabras que aquí plasmo, pues esa es una de las principales ideas que tiene uno al momento de escribir, el que puedas ayudar a través de este medio le da sentido al mismo y te permite crecer mucho más y pensar en la forma de abordar nuevamente los temas.

      Vida solo hay una y hay que saber cómo disfrutarla.

      Saludos

      OC

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>